Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Legalización de la homosexualidad: Alemania lo hizo hace 25 años, ¿y otros países europeos?

Legalización de la homosexualidad: Alemania lo hizo hace 25 años, ¿y otros países europeos?
Derechos de autor
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana, Alemania celebró la legalización de la homosexualidad hace veinticinco años.

Hasta el 11 de junio de 1994, se seguía considerando un delito, a pesar de que desde 1969 los homosexuales ya no eran procesados por "fornicación".

Hace dieciocho años, Alemania legalizó el registro de parejas del mismo sexo y, desde 2015, pueden adoptar al hijo de su pareja. Dos años más tarde, el matrimonio entre personas del mismo sexo se hizo legal (Eheöffnungsgesetz).

En comparación con muchos otros países europeos, Alemania llegó bastante tarde a la hora de legalizar la homosexualidad.

Euronews analiza las leyes de homosexualidad en toda Europa.

Austria

Hasta 1971, la homosexualidad era punible en Austria y hasta 2002 todavía existían límites de edad mínima para las relaciones homosexuales en el código penal austríaco (diferentes de las relaciones heterosexuales). El código permitía que las relaciones heterosexuales comenzaran a la edad de 14 años; sin embargo, las relaciones homosexuales sólo se consideraban legales a partir de los 18 años.

Esta sección del código sólo se refiere a las parejas masculinas del mismo sexo.

El Tribunal Constitucional abogó por la derogación de este apartado y fijó un plazo para el Parlamento hasta 2003. Esto finalmente condujo al fin de la discriminación contra los homosexuales.

Desde el 1 de enero de 2010, el país permite a las parejas registrarse (Eingetragene Partnerschaft), y el matrimonio entre personas del mismo sexo para todas las parejas es legal desde el 1 de enero de 2019.

Suiza

La homosexualidad es legal en Suiza desde 1942. La edad mínima legal de 20 años para las relaciones homosexuales (frente a los 16 años para las relaciones heterosexuales) se eliminó a finales de 1990.

El matrimonio entre personas del mismo sexo es ilegal en Suiza. Desde 2007, las parejas del mismo sexo pueden optar por registrar su unión y disfrutar de muchos de los mismos derechos y obligaciones que las parejas casadas.

Sin embargo, no permiten la adopción de niños ni permiten que las parejas tengan hijos mediante inseminación artificial, pero las personas que forman parte de una unión registrada pueden adoptar al hijo de su pareja de una relación anterior.

Italia

Gracias al código penal del Ministro de Justicia Giuseppe Zanardelli -el llamado Código Zanardelli- la homosexualidad fue despenalizada en 1889. Desde entonces, la homosexualidad ha sido considerada un "pecado contra la religión y la privacidad", aunque la homosexualidad en sí misma no es penalizada.

Pero lo que podría parecer un código liberal a primera vista era, de hecho, una estrategia para mantener la homosexualidad alejada de la vida pública. Aunque no hubo represión criminal contra la homosexualidad, las parejas del mismo sexo no fueron perseguidas mientras mantuvieran su vida privada a puertas cerradas.

El código Rocco de los años 1930 reforzó este enfoque. El texto legal decía: "No será castigado porque el vergonzoso vicio de la homosexualidad en Italia no está tan extendido que requiera intervención legal".

Este enfoque de hacer la vista gorda sigue estando muy extendido hoy en día. En varios países africanos, como Uganda, los jefes de Estado niegan que haya homosexuales en su país aunque todavía los persigan.

Francia

La ley francesa del 4 de agosto de 1982 puso fin a la prohibición de las relaciones homosexuales entre un adulto y un menor de más de quince años, medida adoptada por el régimen de Vichy en 1942.

Y desde 1981, Francia ya no clasifica la homosexualidad como una enfermedad mental (mientras que la OMS no la eliminó de su lista hasta mayo de 1993).

Sin embargo, la homosexualidad nunca fue prohibida oficialmente en Francia. Hasta 1791, la sodomía estaba prohibida, pero no las relaciones homosexuales explícitas. Sin embargo, la prohibición de la sodomía se utilizó para condenar a muerte a los homosexuales y quemarlos en la hoguera.

En 2013, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción se legalizaron en Francia.

España

En España, la homosexualidad no se considera un delito a partir de 1978.

El matrimonio entre personas del mismo sexo fue aprobado en 2005 en España, convirtiéndose en uno de los primeros países europeos, junto con Bélgica (2003) y los Países Bajos (2000), en legalizar el matrimonio homosexual.

Reino Unido

Los pioneros de los derechos LGBT en el Reino Unido han sido Inglaterra y Gales, que legalizaron la homosexualidad en 1967 (Sexual Offences Act 1967).

Los actos homosexuales en Escocia fueron despenalizados por la Ley de Justicia Penal de Escocia de 1980, que entró en vigor el 1 de febrero de 1981.

En Irlanda del Norte, la homosexualidad se legalizó en 1982.

Rusia

La homosexualidad fue despenalizada después de la revolución rusa a principios de la década de 1920.

Sin embargo, bajo Stalin, la homosexualidad volvió a ser castigada en 1937.

No fue hasta 1993 que la ley fue derogada y la homosexualidad despenalizada.

En 2013, la Duma Estatal aprobó una ley que prohíbe cualquier forma de "propaganda gay". El título oficial de la ley es "La ley federal rusa con el propósito de proteger a los niños de la información que aboga por la negación de los valores familiares tradicionales".

Grecia

En Grecia, la homosexualidad no ha sido un delito penal desde 1951. En 2015 se suprimió un artículo de la ley que castigaba específicamente las relaciones sexuales entre hombres en casos de prostitución o si uno de los miembros de la pareja era menor de edad.

Ese mismo año, las uniones entre personas del mismo sexo se hicieron legales.

Hungría

En Hungría, la homosexualidad fue despenalizada en 1961. El emperador austríaco José II, que también gobernaba Hungría, levantó la pena de muerte para los homosexuales en 1787.

Sin embargo, las parejas del mismo sexo en Hungría no pueden casarse. En 2012, el matrimonio se definió en la Constitución húngara como entre un hombre y una mujer.

Hasta ahora, las enmiendas no han tenido éxito.