Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Cortizo asume la Presidencia de Panamá clamando contra la corrupción y la desigualdad

Cortizo asume la Presidencia de Panamá clamando contra la corrupción y la desigualdad
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Laurentino Cortizo se juramentó ayer como el nuevo presidente de Panamá para el período 2019-2024 frente a la clase política del país y varios representantes internacionales, entre ellos, el Rey de España, Felipe VI.

"Nito", como se le conoce localmente, asumió sus funciones con un discurso sosegado en el que enumeró los retos y las promesas de su Gobierno para el siguiente quinquenato que se engloban en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la corrupción. No obstante, su alocución adquirió un tono reprensivo al abordar la crisis de las finanzas públicas que mantiene a Panamá en la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) por presentar, según la organización, deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo.

“Nuestro país ha sido irrespetado y maltratado… ¡Hasta aquí! ¡hasta hoy!”, exclamó el mandatario refiriéndose a los llamados de atención de diferentes organismos internacionales y países desde el escándalo de los papeles de Panamá en 2016.

La filtración masiva de documentos de la firma panameña Mossack Fonseca golpeó severamente la reputación que gozaba el país istmeño desde hace casi una década, sin embargo, no ha impedido que el crecimiento económico despunte frente a la región con una proyección de al menos 6%, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Reuters / Carlos Jasso

Pero los buenos pronósticos para el nuevo presidente están empañados por una serie de casos de corrupción, como el de los sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht, que se apilan desde la administración de Ricardo Martinelli (2009-2014), expresidente que además se encuentra bajo arresto domiciliario mientras afronta un juicio por presunto peculado y espionaje político.

“Vamos a hacer sin robar. No habrá intocables, ni aunque sean ministros, diputados, grandes empresarios. Empezando por el propio presidente”, aseguró.

La llegada de Cortizo no es una coincidencia, el veterano de la política panameña vuelve a poner en el espectro al Partido Revolucionario Democrático (PRD), que desde hace 10 años se encontraba distanciado del poder ejecutivo, a través de la memoria colectiva.

El socialdemócrata de 66 años que ganó con el 33% de los votos en las elecciones celebradas en mayo, se ha comprometido con sus seguidores defender los valores del recodado general Omar Torrijos, que bajo su mandato se firmó la soberanía del Canal de Panamá de los Estados Unidos en 1977.

Una apuesta a la política tradicional ante la desilusión del electorado con la administración del presidente saliente, Juan Carlos Varela.

La toma de posesión de Cortizo ha generado reacciones encontradas

Mientras algunos analistas consideran que será capaz de recuperar la confianza ciudadana otros expertos cuestionan su lucha anticorrupción.

El exembajador en Washington Eloy Alfaro indicó a la agencia EFE que el flamante mandatario dio un discurso de investidura "bien calibrado para el momento que vive el país, (ya que) reconoció las preocupaciones de la ciudadanía y dio esperanza".

En el otro extremo se situó Carlos Guevara Mann, catedrático de Relaciones Internacionales de La Florida State University en Panamá, quien cree que Cortizo no podrá combatir la "cultura de corrupción" instalada en el país porque "forma parte del sistema" y lleva desde los años 1990 en política.

Nito Cortizo

El también ganadero fue diputado entre 1994 y 2004, presidente del Parlamento entre 2000 y 2001 y ministro de Desarrollo Agropecuario entre 2004 y 2006, cargo al que renunció por su desacuerdo con los términos del tratado de libre comercio (TLC) que entonces se negociaba con Estados Unidos y que finalmente entró en vigor en 2012.

Panamá volvió este junio a la lista del GAFI de países que presentan deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo, en la que ya estuvo en 2014 y de la que logró salir dos años después tras comprometerse a blindar sus sistema bancario y penalizar con cárcel la evasión fiscal.

"Vamos a hacer todo para salir como país (de esa lista) Yo me siento muy optimista", afirmó Cortizo, minutos antes de entrar al centro de convenciones para jurar como presidente.