Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Rápida destrucción de la Amazonía brasileña

Rápida destrucción de la Amazonía brasileña
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La Amazonia está en llamas y en plena crisis climática, y el planeta está perdiendo una parte de sus pulmones, ese es el cuadro que presenta la agencia espacial brasileña.

La deforestación de la mayor selva tropical del mundo se disparó en más de un 88% en junio, en comparación con el mismo mes del año pasado. Es también el segundo mes consecutivo de la creciente destrucción de los bosques bajo la presidencia de Jair Bolsonaro.

Según la cadena O Globo, el presidente criticó a la canciller alemana Angela Merkel y al presidente francés Emmanuel Macron, con quienes se reunió el fin de semana en la cumbre del G20 en Osaka, Japón. "No tienen la autoridad para venir a discutir este asunto con nosotros. La forma en que Brasil se comporta con el mundo ha cambiado", dijo el presidente.

Bolsonaro dijo que invitó a ambos líderes a volar sobre el Amazonas y ver de primera mano lo que está haciendo Brasil para preservar el medio ambiente. "En Osaka invité a Macron y Merkel a volar sobre el Amazonas. Si encontraran un kilómetro cuadrado de deforestación entre Boa Vista y Manaos, estaría de acuerdo con ellos en el tema ambiental. Sobrevolé Europa dos veces y no vi ni un kilómetro cuadrado de bosque", dijo el presidente.

Por su parte desde Greenpeace advierten que la situación está agravada por la sequía: "ahora mismo hay una sequía en la región de la selva amazónica, y en ese tiempo los que se apoderan de la tierra, los madereros, los invasores de tierras públicas, los que talan el bosque, los que ganan dinero con la destrucción, están avanzando hacia el bosque. Es exactamente en este momento cuando el gobierno debería estar aumentando las inspecciones, pero lo que estamos viendo es una disminución, una disminución en el presupuesto, un Presidente de la República que lucha contra esos inspectores, un Ministro del Medio Ambiente que persigue a esos inspectores y no les permite hacer su trabajo", asegura el coordinador de política pública de Greenpeace Marcio Astrini.

En sólo un mes la selva amazónica ha perdido 920 kilómetros cuadrados de superficie. Pero parece que los datos revelados por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil no son alarmantes para el ejecutivo de Bolsonaro, que ya ha afirmado que estas cifras fueron manipuladas.

La misma organización también dice que en total este año ya se han derribado más de 2.270 kilómetros cuadrados de bosque, alcanzando el peor récord desde 2016.

Pese a que la UE firmó el mes pasado un acuerdo con Mercosur que obliga a los países sudamericanos a alcanzar los objetivos climáticos del acuerdo de París, los árboles siguen cayendo en Brasil, donde se encuentra el 60% de la Amazonia.