Última hora
This content is not available in your region

La Policía Federal mexicana, en pie de guerra

euronews_icons_loading
La Policía Federal mexicana, en pie de guerra
Derechos de autor  REUTERS/Luis Cortes
Tamaño de texto Aa Aa

Cientos de policías federales siguen en pie de guerra en México, manifestándose contra su incorporación a la recién creada Guardia Nacional, impulsada por el presidente López Obrador.

La Policía Federal desaparecerá en 18 meses y sus miembros pasarán al nuevo cuerpo militarizado. Denuncian que, con el cambio, perderán jerarquía y derechos laborales.

"Que nos pregunten a cada uno cuantas puestas a disposición tenemos, cuantos años llevamos, qué cursos tenemos, por qué no se nos toma en cuenta nada de eso? ¿Por qué vamos a llegar a ser perros con los militares cuando no lo somos?", dice uno de los policías manifestantes.

"No todos somos corruptos"

López Obrador dice, literalmente, que la Policía Federal está "descompuesta" y que estas protestas son "una muestra evidente" de ello. De hecho, AMLO ha ordenado una investigación sobre la corrupción dentro de la Policía Federal.

"Que no se generalice, que no diga que todos somos corruptos, que todos estamos contaminados -replica una policía-. Estamos de acuerdo en que la institución, o todas las instituciones y en todos lados hay corrupción general, la diferencia es que no todos somos iguales".

REUTERS/Carlos Jasso

López Obrador asegura que la protesta policial está instigada por una "mano negra"

El presidente mexicano dice que la protesta policial está instigada por una supuesta "mano negra" y ha ordenado una investigación Su Gobierno apunta la responsabilidad de grupos de interés e incluso ha señalado a expresidente Felipe Calderón.

La Guardia Nacional, que llegará a tener 140.000 miembros, es el arma que AMLO quiere utilizar para luchar contra la violencia en el país. Esta fuerza, compuesta por policías federales, militares y marinos, también ha sido enviada a las fronteras norte y sur para frenar el flujo de migrantes.

REUTERS/Carlos Jasso
Policías federales bloquean una carreteraREUTERS/Carlos Jasso