Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El Brexit duro sumirá al Reino Unido en la recesión en 2020

El Brexit duro sumirá al Reino Unido en la recesión en 2020
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Pésimas noticias para los defensores del Brexit duro.

El Reino Unido entraría en recesión el año que viene con un Brexit sin acuerdo, según un informe dado a conocer por la Oficina británica de responsabilidad presupuestaria, OBR por sus siglas en inglés.

Este estudio asegura que una salida caótica de la Unión Europea podría duplicar el déficit presupuestario; provocaría la pérdida de confianza de los inversores y el aumento de las barreras comerciales con la UE, lo que devaluaría la libra esterlina y llevaría a la contracción del 2% del Producto Interior Bruto para finales de 2020.

"El informe de la OBR muestra que incluso en la versión más benigna de una salida sin acuerdo habría un significativo impacto en la economía británica, una muy significativa reducción de los ingresos fiscales y un gran incremento de la deuda pública, una recesión causada por un Brexit sin acuerdo", ha señalado el ministro de Economía británico Philip Hammond.

Boris Johnson y Jeremy Hunt, los candidatos tories a liderar el Gobierno, aseguran estar preparados para un Brexit sin acuerdo si no quedara más remedio. .

Pero la OBR mantiene que podría añadir más de 33.000 millones de euros a la deuda pública en el próximo ejercicio.

Y sus promesas de gasto público y recorte fiscal contribuirían a sobrecargar aún más el presupuesto.

"La OBR tiene claro que en esa versión menos benigna del no acuerdo, el impacto sería mucho mayor, el impacto sería mucho más duro, la recesión sería mayor", reconoce Hammond.

Los nacionalistas escoceses se hacen eco del informe

El informe de la OBR señala también que la depreciación de la libra impulsaría la inflación, que el organismo espera que podría contenerse si el Banco de Inglaterra rebajara los tipos de interés, actualmente en el 0,75%.

Son muchas las empresas británicas que presionan para evitar a toda costa esta debacle.