Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Bronces para Laura Martínez y Francisco Garrigós en Brasilia

Bronces para Laura Martínez y Francisco Garrigós en Brasilia
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Después de 6 años de ausencia la Federación Internacional de Judo vuelve a Brasil.

Durante la primera jornada del Grand Slam de Brasilia, la judoca local Ketelyn Nascimento se mostró muy concentrada de cara a la final de la categoría de -57 kilos donde se encontraría con la medallista mundial Nekoda Smythe-Davies.

Nekoda Smythe-Davies y Ketelyn Nascimento durante la final

Sin embargo sería la británica la que se acabaría imponiendo con un rotundo ippon tras un un doble ataque de osoto gari.

Lo intenté un par de veces pero no me salía así que fui a por todas y volví a intentarlo. No sabía que había puntuado ippon porque cuando miré hacia arriba ella ya se había puesto de pie. No me enteré hasta que miré a los árbitros y me concedieron el ippon y entonces pensé que el trabajo estaba hecho
Nekoda Smythe-Davies
Oro en la categoría de -57 kilos

En la categoría de -60 kilos el relativamente desconocido judoca brasileño Allan Kuwabara vivió el mejor día de su carrera. El número 202 del mundo se encontró en la final con su compatriota y número 11 del ranking mundial Eric Takabatake, al que se impuso tras una tensa pelea para llevarse su primer oro del circuito mundial.

Conocía la dificultad de la competición, y sabía que me estaba enfrentando a los mejores atletas del mundo. Lo he hecho lo mejor que he podido. Voy a subir posiciones en la clasificación mundial. Quien sabe, podría encontrarme entre los cabeza de serie en próximas competiciones.
Allan Kuwabara
Oro en la categoría de -60 kilos

Le entregó la medalla el presidente de la Confederación Brasileña de Judo, Silvio Acacio Borges.

Allan Kuwabara frente a su compatriota Eric Tkabatake

En la final de -48 kilos la brasileña Gabriela Chibana intentó darle una alegría al público local, pero la portuguesa Catarina Costa tenía otros planes y se las arregló para dominar a su oponente, puntuar waza ari y adjudicarse su primer título de Grand Slam.

Le entregó la medalla Leandro Cruz, Secretario de deporte del estado de Brasilia.

En la categoría de -66 kilos, Daniel Cargnin se enfrentó al italiano Manuel Lombardo.

Un seoi otoshi bajo por parte del brasileño en la mitad del combate demostró la diferencia entre ambos competidores y fue suficiente para otorgarle su primer oro en un Grand Slam.

Le colgó la medalla Joao Derly, embajador de la Federación Internacional de Judo, miembro del parlamento brasileño y doble campeón del mundo de judo.

En la final de -52 kilos la italiana Odette Giuffrida estuvo a la altura reaccionando a un ataque fallido de su oponente brasileña, Larissa Pimenta, y realizando rápidamente un newaza, finalizar el combate por sumisión tras una técnica de estrangulación y hacerse con su segundo título de Grand Slam.

Otro éxito para la italiana en Brasil, que se colgó la medalla de plata en los Juegos de Rio en 2016.

Nuestro movimiento del día vino de la mano del campeón olímpico ruso Beslan Mudranov con un gran ura nage en su combate contra el italiano Mateo Maedves.

Respecto a la representación española, Francisco Garrigós y Laura Martínez se colgaron dos meritorios bronces en las categorías de -60 y -48 kilos respectivamente.

Laura Martínez se enfrenta a la húngara Hun Csernoviczki

La judoca madrileña se impuso a la húngara Eva Csernoviczki mientras que Garrigós tuvo que superar al brasileño Renan Torres.

Mañana será el turno de María Bernabéu que con dos medallas mundiales es la judoca más laureada del equipo nacional español.