EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Las mareas negras de Brasil llegan a la COP25 de Madrid

Las mareas negras de Brasil llegan a la COP25 de Madrid
Derechos de autor 
Por Ana Buil Demur con EFE, AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Indígenas brasileños protestan en Madrid contra los vertidos de petróleo que afectan a sus costas, con motivo de la COP25.

PUBLICIDAD

Indígenas brasileños protestan en Madrid contra los vertidos de petróleo que afectan a sus costas.

La protesta, ante la sede de Repsol, coincide con el asesinato de dos indígenas en una reserva ecológica de Brasil. Es el tercer indio de etnia Guajajara asesinado en los dos últimos meses. El número de asesinatos de activistas medioambientales no para de crecer. En 2018, fueron asesinados 164 en todo el mundo, más de la mitad en América Latina.

Para la activista Nicole Oliveira, directora para América Latina de la organización 350.org, es importante llevar el tema de los vertidos de crudo a la COP25 para que no se repitan.

"No estamos aquí para culpar a Repsol por esta fuga. Definitivamente no es Repsol. Pero Repsol tiene yacimientos de petróleo en el océano, en alta mar en Brasil, yacimientos muy profundos. Así que si hay filtraciones, el impacto sería el mismo", ha dicho Oliveira.

Más de 200 playas teñidas de negro

Desde finales de agosto hasta finales de octubre, más de 200 playas de al menos once estados brasileños se tiñeron de negro. Hasta ahora, se han recuperado más de 4.000 toneladas de petróleo, sin que se sepa todavía el origen del vertido.

Las mareas negras han matado a decenas de animales y afectado a la salud de los voluntarios que trabajaron en contenerlas sin el equipo adecuado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Indígenas, los grandes olvidados de la lucha contra el clima

Organizaciones ecologistas demandan más medios ante la llegada masiva de 'pellets' a Galicia

La ola de calor se cobra su primera víctima mortal, un agricultor en Alnazcóllar, Sevilla