Última hora
This content is not available in your region

Vida en Dachau tras la derrota de Hitler

euronews_icons_loading
Vida en Dachau tras la derrota de Hitler
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Varios campos de concentración alemanes se transformaron en viviendas ocasionales para paliar la escasez tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Jean Boehme todavía recuerda el número del campo de concentración nazi donde vivió cuando era niño: 31C.

Fue a la escuela en el bloque 33 y recuerda que una torre de vigilancia cercana se transformó en un restaurante improvisado.

Boehme, de 73 años, creció en, el campo de concentración a las afueras de Múnich tras ser liberado hace 75 años

Construído en 1933 que sirvió de modelo al resto de los campos de concentración de Europa,

Fue utilizado por el gobierno de Baviera tras la guerra para dar alojamiento temporal a los refugiados, principalmente a los alemanes que habían sido expulsados del este de Europa tras la derrota del Tercer Reich.

"Hay que imaginarlo -recuerda Jean Böhme -había una panadería, allí había de todo, una carpintería, una fábrica de cuero, también intentaban mantener ocupada a la gente, incluso había un burdel, era una comunidad, un pueblo de unos dos mil habitantes". "

Boehme tenía unos cinco años cuando se mudó a su nuevo hogar en Dachau, Su padre, persuadió a su madre para que fueran a la ciudad de Dachau con sus dos hijos.

No sabía quera para vivir en una antigua prisión.

Dachau fue uno de varios campos de concentración que fueron reutilizados después de la guerra.

Ante la escasez de viviendas, las fuerzas aliadas y más tarde el nuevo gobierno de Alemania Occidental los transformaron en cuarteles y alojamientos temporales.