Última hora
This content is not available in your region

La dificultad de mantener el distanciamiento social tras la reapertura

euronews_icons_loading
La dificultad de mantener el distanciamiento social tras la reapertura
Derechos de autor  AP Photo/Andrew Medichini
Tamaño de texto Aa Aa

Para Mária Sousa, reapertura se escribe con R de reglas y de restaurantes como en el que trabaja en Lisboa. En Portugal, muchos de estos establecimientos se están preparando para reabrir sus puertas el próximo 18 de mayo y el Gobierno acaba de publicar las nuevas reglas que deberán respetar: la normativa reducirá el aforo reducido. Los restaurantes deberán favorecer los espacios abiertos y las comidas para llevar, y solo se podrán sentar juntos quienes vivan juntos. Se recomienda que el resto de clientes mantenga una distancia mínima de 2 metros.

"Casi todas las medidas que tendremos que implementar van a ser difíciles de poner en práctica, especialmente las relativas al distanciamiento social", lamenta Mária Sousa.

Un distanciamiento social que no todos respetan tras pasar semanas en confinamiento. Y es que no es nada fácil resistirse a los placeres de una vida que muchos tratan de recuperar a marchas forzadas. Noemi Felizzioli, residente en la ciudad italiana de Ladispoli, salió a dar un paseo y terminó dándose un chapuzón en la playa:

"Ha sido hermoso, no pude resistirme... Porque solo vine para dar un paseo, pero el agua es tan hermosa".

No todos los alcaldes de localidades con playa en Italia han dado su visto bueno a los baños.

Hay quien teme que la explosión de salidas a las calles que se están viendo en distintas partes del mundo según se levantan las restricciones favorezca la llegada de la segunda ola de la pandemia. En la República Checa, un país que ha lidiado con notable éxito con la COVID-19 numerosas familias han llenado plazas y parques animadas por el buen tiempo.