Última hora
This content is not available in your region

Controles de temperatura y distanciamiento: las medidas de los hoteles griegos para esta temporada

euronews_icons_loading
Un trabajador coloca sillas en un restaurante de pescado antes de su reapertura en el Pireo.
Un trabajador coloca sillas en un restaurante de pescado antes de su reapertura en el Pireo.   -   Derechos de autor  Thanassis Stavrakis/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

En condiciones normales, los hoteles de Grecia habrían empezado a funcionar a mediados de mayo y los primeros huéspedes ya estarían allí.

En gran medida, los negocios turísticos tendrían una idea clara de cómo resultaría el verano. En los últimos años han visto que las llegadas no dejan de aumentar.

Este año también había sido muy prometedor en términos de reservas al inicio, pero la crisis del coronavirus cambió radicalmente las reglas del juego.

Las estructuras hoteleras estacionales del país permanecen cerradas y tratan de prepararse para recibir a los visitantes, planificando medidas de seguridad adicionales a los anuncios del gobierno.

Phillippe Roux-Dessarps, Gerente del Astir Palace Hotel, asegura que harán lo posible "para que las habitaciones estén revisadas, vacías durante un par de días, 48 horas antes de la revisión, de modo que la habitación esté vacía y limpia y haya tiempo para disipar cualquier problema potencial en la habitación. Además, estamos separando las habitaciones, por lo que habrá una habitación libre que haga de separación. Una familia estará junta pero estará separada de otros grupos tanto como sea posible".

La seguridad de los visitantes es crucial tanto para los visitantes como para las empresas turísticas. Para los huéspedes habrá controles de temperatura a la llegada y luego a diario. Además, el personal se someterá a frecuentes pruebas de diagnóstico del coronavirus.

Las medidas de distanciamiento social serán clave para las cuestiones de seguridad. La distancia entre un grupo de tumbonas y otro va a ser de al menos 4 metros. Para que esto suceda, el hotel va a hacer uso de todos los espacios abiertos adicionales.

Se tomarán medidas a muchos niveles, visibles e invisibles para los visitantes. Los huéspedes serán atendidos en los espacios abiertos del hotel. Y habrá medidas adicionales de seguridad e higiene para la preparación de las comidas.

La política de reservas de la mayoría de los establecimientos turísticos se ha vuelto muy flexible, por lo que las cancelaciones no son masivas pero se desconoce cuántos visitantes acabaran llegando.

"Es cierto que tenemos que asegurarnos de que el hotel no parezca un hospital. Necesitamos proveer ese ambiente donde una vez que la gente ha llegado, una vez que han sido examinados y están en la comodidad del hotel se sienten seguros y entonces puedan olvidarse de todo lo demás", explica el Gerente del Astir Palace Hotel.

Los empresarios del sector esperan que la temporada turística se extienda al menos hasta noviembre para cubrir parte de las pérdidas.