Última hora
This content is not available in your region

El viaje relámpago de un británico de Londres a París para poder cortarse el pelo

euronews_icons_loading
El viaje relámpago de un británico de Londres a París para poder cortarse el pelo
Derechos de autor  Luke Hanrahan
Tamaño de texto Aa Aa

El alivio gradual de las restricciones debidas a la pandemia en Londres está creando cierta confusión entre sus habitantes. Así este peluquero londinense teme violar las reglas si abre su negocio:

"Para ser honesto, estoy furioso, estoy furioso. No tengo ni idea de lo que está pasando, y no creo que nadie tenga ni idea de lo que está pasando..."

"Ha habido una falta de claridad en lo que se debe hacer y siento que el gobierno está presionando a la gente para que decida por sí misma lo que debe y no debe hacer"; se lamenta.

Y ante la duda, este peluquero prefiere no abrir su salón de peluquería, de momento.

El Gobierno alivió las restricciones a la libertad de movimiento el pasado 10 de mayo, pero sin muchas aclaraciones como subraya nuestro corresponsal Luke Hanrahan que piensa que París bien vale un corte de pelo.

"Lo que ha sido muy frustrante para la gente que vive en el Reino Unido, son las aparentes ambigüedades dentro de las nuevas reglas, contradicciones que permiten a la gente viajar a donde quiera. Mientras no se visite a nadie durante la noche, por lo que hoy - voy a París a cortarme el pelo - porque los salones están abiertos - y puedo hacerlo."

El viaje es rápido, 2 horas y 15 minutos con el tren Eurostar que pasa por debajo del canal de la Mancha, así que la decisión es fácil de tomar. Aunque siempre pueden surgir contratiempos como le ha ocurrido a Luke.

"Mi única preocupación es la cantidad de tiempo que tengo en París porque este tren se retrasó 15 minutos, lo que significa que sólo tengo una hora y quince minutos."

Luke encuentra una peluquería abierta a cinco minutos a pie de la Gare du Nord. Por el momento, las cuentas salen... y nunca viene mal un corte de pelo al estilo parisino. Lavar y cortar en un tiempo récord, sin tener ni siquiera que esperar. Luke sale satisfecho y con acento casi francés suelta un "Voila", "Ya está".

Y en efecto, poco más de dos horas después, ya está de vuelta en Londres, donde algunos científicos consideran que el Gobierno se ha precipitado al aliviar las restricciones ligadas a la pandemia tal y como opina este experto en inmunología molecular, Gary McLean.

"Parece estar motivado políticamente para reabrir las empresas. El Gobierno ha dejado que estas tomen sus propias decisiones sobre lo que la gente debe o no debe hacer. Algo en lo que debería ser más directo..."

El propio Primer Ministro británico, Boris Johnson, ha reconocido la frustración que provoca lo que ha descrito como una "compleja" flexibilización de las restricciones del coronavirus, sugiriendo que se necesitaban mensajes más específicos durante la siguiente fase de la respuesta.