Última hora
This content is not available in your region

¿Puede la agricultura adaptarse al cambio climático o es una batalla perdida?

euronews_icons_loading
¿Puede la agricultura adaptarse al cambio climático o es una batalla perdida?
Tamaño de texto Aa Aa

Hola y bienvenidos a Climate Now, nuestra cita mensual en la que les contamos qué está sucediendo en nuestro planeta. Después, en nuestro reportaje, nos preguntamos, ¿pueden los agricultores adaptarse al cambio climático?

"No trabajamos igual. Para nosotros, es muy desconcertante que nuestros animales ya no puedan beber naturalmente en los campos", explica Aurélien Mourier, ganadero, propietario de La Granja de l'Amélie.

Pero primero, los últimos datos del Servicio de Cambio Climático de Copérnico.

A escala global, podemos decir que el mes de mayo fue el mes más caluroso, con temperaturas 0,6 grados centígrados superiores a la media de 1981 a 2010.

Este es el titular, pero si profundizamos en algunos detalles, se puede ver que hubo una gran variabilidad.

Arriba podemos ver una zona azul, lo que significa que hubo temperaturas más frías desde Escandinavia hasta el Mar Negro, debido a un flujo persistente de aire más frío desde el noroeste.

Otra de las grandes tendencias en los últimos meses son las temperaturas más cálidas en Siberia.

Podemos ver que tuvieron temperaturas de hasta 10 grados más el mes pasado.

En Australia, en zonas de Brasil y Canadá, hacía más frío que la media. Y luego, en todas las partes en rojo y rosa en el mapa, el mes pasado hizo más calor que la media.

Ahora, quería mostrarles una tendencia clave que hemos identificado esta primavera, que es que ha sido mucho más seca que el promedio en grandes partes de Europa.

Echen un vistazo a estos dos mapas que muestran la humedad del suelo y la anomalía de precipitación. Hay una gran banda roja, que indica que la capa superior del suelo está más seca que la media, y el nivel de lluvia también es más bajo.

Y eso nos lleva al foco de nuestro reportaje: la agricultura.

Queríamos ver cómo los agricultores europeos están haciendo frente al desafío del cambio climático. Sabemos que habrá temperaturas más elevadas y también un mayor riesgo de sequías prolongadas. Entonces, ¿pueden afrontarlo o el cambio es demasiado rápido? Fui a una granja en la región de Ardèche, en Francia, para saber más.

Sequías repetidas

Es hora de sacar a los animales en La Granja de l'Amélie. Aurélien Mourier ha trabajado esta tierra durante 15 años, y su familia ha estado aquí desde 1880. Le preocupan las sequías más frecuentes y prolongadas_: "El mayor cambio en las últimas décadas son las sequías repetidas. Hemos sufrido tres graves sequías los últimos tres años. Una de ellas, comenzó el año con una sequía de primavera, con una enorme caída en la producción de forraje"_, cuenta Aurélien Mourier, ganadero, propietario de La Granja de l'Amélie.

La granja de Aurélien solía producir forraje para ser autosuficiente, pero ahora tiene la carga adicional de comprar forraje desde finales de la primavera en adelante. Con el agua, pasa lo mismo: "Este es un prado donde había una fuente más un arroyo. Hoy el arroyo casi no fluye prácticamente durante todo el año, la fuente se ha secado. Y estamos obligados a suministrar agua a nuestras vacas con esta cisterna", lamenta Aurélien Mourier.

Escasez de agua y aumento de las temperaturas

La escasez de agua, el aumento de las temperaturas y la incertiumbre son retos a los que se enfrentan muchos agricultores. Mientras, deben seguir produciendo alimentos y reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Muchos sectores agrícolas trabajan para adaptarse, pero probablemente no sea suficiente.

"Globalemente, si nos fijamos en las modificaciones de las prácticas actuales, nos limitamos a adaptaciones tácticas, es decir, que buscamos, sobre todo, mofificar las prácticas, sin modificar los sistemas agrícolas", explica Patrick Bertuzzi, jefe de Agro-Clim, INRAE.

Esos cambios no llegan lo suficientemente lejos, dice Bertuzzi, y una revisión es inevitable_: "Dependiendo de las evoluciones del cambio climático, y, en particular, si nos mantenemos en escenarios de dejar que las cosas pasen, es decir, no hacemos nada para limitar (las emisiones), hacia 2070-2100 habrá un cambio completo en el sistema agrícola, e incluso el campo"_.

De vuelta a la granja, Aurélien Mourier hace lo que puede. Está reduciendo su rebaño de vacas porque necesitan mucha agua, y planea plantar vides para diversificar su producción y ser más resistente a la sequía.

"Estamos obligados a adaptarnos a cambios que son enormes. Nos damos cuenta a diario, las estaciones ya no son las mismas, los patrones de lluvia y calor son tan diferentes que nos vemos obligados a cambiar nuestra forma de trabajar", afirma Aurélien Mourier, ganadero, propietario de La Granja de l'Amélie.