Última hora
This content is not available in your region

Lucha por liderar el diálogo de paz Serbia-Kosovo

euronews_icons_loading
Lucha por liderar el diálogo de paz Serbia-Kosovo
Derechos de autor  THOMAS KIENZLE/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Serbia celebra elecciones legislativas este domingo, pero el centro de atención estos días está en la reanudación del diálogo con Kosovo, interrumpido desde hace un año y medio.

El ministro de Exteriores ruso está de visita en Serbia, solo unos días después de que Belgrado y Pristina aceptaran reunirse en la Casa Blanca.

"Sin duda, estamos en una gran competencia de poder. Para Estados Unidos, el sureste de Europa es un espacio estratégico único", explica Jelena Milić, directora del Centro de Estudios Euroatlánticos.

La invitación de Washington, para el próximo día 27, ha acelerado la diplomacia en Bruselas.

Durante casi una década, la Unión Europea (UE) ha liderado el diálogo para normalizar las relaciones entre Pristina y Belgrado. Requisito exigido a ambos países para avanzar hacia la integración comunitaria.

Las conversaciones se reanudaron recientemente, después de que Kosovo levantara las sanciones comerciales, y Belgrado detuviera una campaña contra su antigua provincia.

"La UE se ha automarginado. Tiene una gran competencia y obviamente tiene competencia entre los aliados, los de la UE y la actual Administración de EE.UU.. Y espero que la OTAN resuelva el problema, pacíficamente esta vez", dice Jelena Milić, directora del Centro de Estudios Euroatlánticos.

En 1999, la OTAN puso fin al conflicto en Kosovo con una campaña de bombardeos contra Serbia.

Ahora, dos décadas después, Estados Unidos, el mayor contribuyente de la OTAN, intenta sellar un posible acuerdo de paz. Con 200 millones de dólares en préstamos y la retirada de las tropas estadounidenses de Kosovo, que forman parte de la fuerza de mantenimiento de la paz KFOR.

Así ha reaccionado el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg: "Estoy seguro de que los aliados de la OTAN seguirán comprometidos con la misión KFOR. Al mismo tiempo, apoyaremos firmemente los esfuerzos para reiniciar el diálogo Pristina-Belgrado".

"En Kosovo, el presidente dio la bienvenida a la iniciativa estadounidense para las conversaciones de paz. El presidente serbio dijo que el posible reconocimiento de Kosovo no estará sobre la mesa durante la cumbre de paz en la Casa Blanca", cuenta Jorgen Samso, Euronews.