Última hora
This content is not available in your region

El misterio de la diminuta isla italiana que parece inmune a la COVID-19

euronews_icons_loading
El misterio de la diminuta isla italiana que parece inmune a la COVID-19
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Italia mira con fascinación hacia la diminuta isla del Giglio, en el oeste del país, cuyos habitantes parecen inmunes a la COVID-19. Y no es porque no hayan tenido ocasiones para ser contagiados:

- "A la isla vinieron varias personas que estaban infectadas y más tarde dieron positivo. Al menos cinco, pero aquí nadie se infectó", explica Emanuele Bancalà, dueño de un bar.

- "Al principio me asusté por el número de casos importados", explica el doctor Armando Schiaffino. "Porque cualquier enfermedad viral, la escarlatina, el sarampión o la varicela llega a la isla y en pocos días todo el mundo está infectado".

- "Estaba aquí", explica la investigadora Paola Muti, Profesora de Epidemiología de la Universidad de Milán, "y el doctor Schiaffino se me acercó y me dijo: Paola, esto es increíble. Durante toda la pandemia, nadie ha enfermado a pesar de todos los casos de infectados que han llegado a la isla. Así que me dije, bueno aquí hay materia para hacer un estudio. Estaba haciendo un trabajo sobre el cáncer de mama y pasé a estudiar el coronavirus".

Los visitantes infectados estuvieron en funerales, en bares, en casas de amigos... pero todas las pruebas realizadas, a 730 vecinos, el 85% de la población isleña, dieron negativo.

- "Creo que se dieron varias circunstancias, como que los infectados que llegaron a la isla no eran grandes propagadores del virus", opina Massimo Andreoni, jefe de enfermedades infecciosas del hospital Tor Vergata de Roma.

Pero la profesora Paula Muti cree que hay otros factores que podrían haber desempeñado un papel fundamental para frenar la propagación de la COVID-19:

- "Otra hipótesis es que el subtipo del virus que llegó al Giglio no tuviera suficiente potencia para difundirse en el medio ambiente. Pero también que hubiera una especie de inmunidad cruzada que protegiera a la gente de la infección. La última hipótesis es que la población de aquí, que estuvo parcialmente segregada durante muchos, muchos años, desarrolló receptores del pico del virus menos activos".

Tampoco se han registrado nuevos casos tras la llegada de numerosos turistas durante el verano. Giglio, esta isla toscana de apenas 23 kilómetros cuadros, también parece inmune a los rebrotes que se registran en todo el país.