Última hora
This content is not available in your region

Denuncias contra la gestión de la COVID-19 realizada por el Gobierno italiano

euronews_icons_loading
Members of Noi Denunceremo (We will denounce) Facebook group, holds pictures of their relatives, victims of COVID-19, as they stand in front of Bergamo's court.
Members of Noi Denunceremo (We will denounce) Facebook group, holds pictures of their relatives, victims of COVID-19, as they stand in front of Bergamo's court.   -   Derechos de autor  Antonio Calanni/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Acuden a la Justicia. Parientes de las víctimas del coronavirus en Italia han presentado 100 nuevos casos a los fiscales de Bérgamo por la gestión de la pandemia realizada por el Gobierno italiano. Se trata de la segunda denuncia oficial de un grupo conocido como 'Noi Denunceremo', traducido como 'Denunciaremos', que presentó 50 casos el mes pasado. Sus abogados califican la labor gubernamental como crímenes contra la humanidad y creen que se vulneró el derecho a la vida y la dignidad de los ciudadanos italianos.

"Si les preguntas a los ciudadanos, aquí en Bérgamo, todos dirán que el mayor problema fue crear, demasiado tarde, una zona roja y ordenar el confinamiento. Así que, detectamos el virus el 23 de febrero y 'cerramos' toda la región el 8 de marzo. Hablamos de dos semanas en las que la gente podía moverse libremente, ir al trabajo y a los restaurantes y, probablemente, se produjeron miles de contagios. Ya vemos cuál es el resultado", declara Stefano Fusco, cofundador del grupo 'Noi Denunceremo'.

El grupo de activistas comenzó en marzo. Pretendía que las familias encontrasen apoyo para afrontar la pérdida de seres queridos por el coronavirus ya que no se podían organizar funerales. Hoy, proporciona un flujo constante de testimonios a los fiscales que investigan si alguna medida contribuyó a aumentar las víctimas en Italia.

"Esperamos que aquellos que cometieron errores paguen por ello. Mi padre no merecía terminar así. Fue abandonado y murió en soledad. Durante 15 días ningún miembro de la familia pudo verle ni oír su voz. Contaba con nosotros y no pudimos estar a su lado en esos trágicos momentos. Quienquiera que haya hecho el mal debe pagar por ello", afirma Sabrina Grigis, hija de una de las víctimas de COVID-19.

El grupo 'Noi Denunceremo' aspira a probar que la decisión de retrasar el confinamiento pretendía evitar la repercusión política del 'cierre' en tres ciudades económicamente productivas del norte de Italia. El primer ministro, Giuseppe Conte y las autoridades lombardas, que han defendido firmemente su manejo de la pandemia, han sido cuestionados por ello.

Para muchos, nose trata solamente de 100 nuevas quejas. Con la carta enviada al Presidente de la Comisión Europea y al Presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la actividad de "Noi Denunceremo" está adquiriendo cada vez más carácter internacional. Aunque la iniciativa partió del comité italiano, cada vez más grupos nacen de la voluntad de las familias de las víctimas que piden justicia en todo el mundo. Pretenden seguir el modelo italiano para avanzar en una dirección similar, desde el Reino Unido hasta Brasil.