Última hora
This content is not available in your region

Pulso histórico en Bielorrusia al poder de Lukashenko

euronews_icons_loading
Opositores hacen ondear una bandera en Minsk, Bielorrusia
Opositores hacen ondear una bandera en Minsk, Bielorrusia   -   Derechos de autor  Sergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

En Bielorrusia, la presión en las calles sigue aumentando, cuando se cumplen ocho días de protestas históricas y sin precedentes contra Alexandr Lukashenko, en el poder desde hace 26 años.

"Nos gustaría que nuestro país fuera libre y tener elecciones libres. Nos gustaría tener libertad como en otros países europeos", pide una joven.

La movilización se extiende como una mancha de aceite por todo el país. Este domingo, además de la multitudinaria manifestación en Minsk, bautizada la "Marcha de la Libertad", que congregó a alrededor de 200.000 personas, hubo mítines y concentraciones en todas las grandes ciudades.

"Ni muerto" entregaré el país, asegura Lukashenko

Lukashenko replicó congregando a miles de sus seguidores en la plaza de la Independencia, ante los que advirtió que no entregará el país "ni muerto" y volvió a rechazar de plano la posibilidad de repetir las elecciones presidenciales.

"¡Si (Bielorrusia) pierde a su primer presidente, será el principio del fin!", clamó.

Piden la liberación de los presos políticos y que se juzgue a los represores

Los manifestantes exigen, además de la renuncia de Lukashenko, la liberación inmediata de todos los presos políticos y que se castigue a los responsables de la represión y las torturas policiales.

"Pedimos que quiten las manos de nuestros hijos, de nuestros seres queridos, de nuestros ciudadanos. Queremos que todos los responsables de lo que pasó sean llevados ante la Justicia", exige una manifestante.

La represión de las protestas ya ha dejado al menos dos muertos, casi trescientos heridos y cerca de 7000 detenidos. Los que han sido puestos en libertad, denuncian haber sufrido torturas y palizas.

"No hay una familia que no esté afectada por esta tragedia. Hubo mucha sangre, hubo torturas en los centros de detención. Puedes ver el resultado: la gente está aquí. Viva Bielorrusia", grita una mujer.

Putin da su apoyo a Lukashenko

Lukashenko recibió este domingo el apoyo explícito del presidente ruso, Vladimir Putin, quien dijo estar dispuesto a prestarle "la ayuda necesaria" para resolver los problemas del país. El mandatario bielorruso siempre ha sido un personaje incómodo para el Kremlin, pero preferible a un líder surgido de una revuelta popular.