Última hora
This content is not available in your region

La lucha europea por promover productos biodegradables y acabar con el plástico

euronews_icons_loading
La lucha europea por promover productos biodegradables y acabar con el plástico
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Bled, en Eslovenia es conocido por su lago y su pastel de crema. En esta cafetería, como en otros lugares turísticos de la zona, apuestan por los envases sostenibles. En lugar de las clásicas cajas de plástico, la idea es usar papel y envases de plástico reciclables.

Estos dos materiales, que se combinan en muchos otros productos, son muy difíciles de reciclar cuando están juntos. Sin embargo, BioComPack, un proyecto europeo, ha creado prototipos de papel y plástico que son biodegradables. Así es como Andrej quiere abordar la preocupación de sus clientes.

"Es interesante que sea totalmente biodegradable, porque hay muchos problemas con los residuos plásticos. Creo que es muy positivo, desde el punto de vista de la naturaleza, que puedas simplemente arrojarlo en el compost y que se descomponga", asegura Andrej Klinar, jefe de ventas de la cafetería.

Por el momento no es así. Los envases de plástico y papel no reciclables representan cada año más de 32 millones de toneladas de residuos en la Unión Europea. BioComPack busca un cambio en cada paso de la cadena: desde la investigación hasta la venta.

El proyecto, con un total de 1.95 millones de euros, cuenta con el apoyo de la Política de Cohesión Europea, que ha invertido 1.63 millones de euros. En él participan 10 socios de 6 países de Europa Central.

BioComPack
Proyecto de la Política de Cohesión EuropeaBioComPack

Por ejemplo, esta empresa familiar húngara forma parte de una filial en BioComPack. Aquí prueban el papel biodegradable y los envases de plástico. Uno de los problemas con el plástico biodegradable es que es muy caro, pero combinado con el papel, el envase se vuelve más barato. La concienciación también es una parte importante del proyecto.

"Convencimos a algunos restaurantes del Festival de Sziget para que se unieran a nuestro proyecto y solo usasen platos y tazas de materiales compostables. Después recogimos lo que usaron y con nuestra máquina lo picamos y lo preparamos para hacerlo compostable", cuenta Andras Urgin, de la empresa Ugrinpack.

Andras está en contacto regularmente con Andrej Kržan, del Instituto Nacional de Química de Eslovenia. Él coordina todo el proyecto. Le preguntamos por qué es importante aumentar la concienciación respecto al uso de envases biodegradables en Europa Central.

"Esta parte de Europa tiene muchos conocimientos técnicos, también en la parte de producción, pero no utiliza tantos productos sostenibles. Se está quedando por detrás del resto de Europa. Así que quisimos sacarle partido e incrementar su uso, de forma que fuese también una oportunidad económica para explotar esos conocimientos", señala el coordinador del proyecto.