Última hora
This content is not available in your region

Joe Biden despliega empatía en Kenosha

euronews_icons_loading
Joe Biden saluda a un líder de la comunidad afroamericana en Kenosha
Joe Biden saluda a un líder de la comunidad afroamericana en Kenosha   -   Derechos de autor  Carolyn Kaster/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Joe Biden ha hecho un despliegue de empatía en su visita a Kenosha, durante la que se ha reunido con la familia de Jacob Blake y escuchados a la comunidad afroamericana. Una visita que contrasta profundamente con la realizada dos días antes a la ciudad por Donald Trump.

Nada más salir del avión, el candidato demócrata a la presidencia se reunió en privado durante más de una hora con la familia del afroamericano Jacob Blake, paralizado de cintura para abajo tras haber recibido siete disparos por la espalda de un policía. Biden incluso habló por teléfono con él.

Después el exvicepresidente se dirigió a una iglesia luterana, donde escuchó a los vecinos de Kenosha, que uno tras otro expresaron su frustración por la discriminación que sufre la comunidad negra.

"He tenido la oportunidad de pasar algo de tiempo con Jacob (Blake) por teléfono -explicó Biden a los presentes-. Ha salido de cuidados intensivos. Hablamos durante unos 15 minutos. También con su hermano, dos hermanas, su padre y su madre al teléfono. Habíamos hablado mucho antes, pero ahora hemos pasado algo de tiempo juntos. Dijo que nada iba a derrotarlo, que tanto si volvía a caminar como si no, no se iba a rendir".

Biden se ha presentado como un líder dispuesto a escuchar y buscar soluciones. Una postura diametralmente distinta al discurso de ley y orden que el miércoles desplegó en la ciudad el presidente, quien visitó los destrozos cometidos por las protestas raciales, pero ni se reunió con la familia de Blake ni escuchó a la comunidad afroamericana.

Kenosha es crucial de cara a las elecciones de noviembre porque se encuentra en Wisconsin, un estado que fue demócrata durante más de dos décadas hasta que Donald Trump se hizo con él en los anteriores comicios.