Última hora
This content is not available in your region

Finaliza una cumbre europea marcada por las tensiones con Turquía y el deseo de crecimiento

euronews_icons_loading
Finaliza una cumbre europea marcada por las tensiones con Turquía y el deseo de crecimiento
Derechos de autor  Johanna Geron/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Después de un jueves marcado por la política internacional, este viernes los líderes europeos concluyen esta cumbre especial debatiendo cómo volver al mercado único, cómo hacer que la política industrial sea más competitiva y cómo acelerar la transformación digital.

En la agenda exterior, los líderes de la UE han decidido imponer sanciones a Bielorrusia y aumentar la presión sobre Turquía. Este es el compromiso que se ha alcanzado durante la cumbre de dos días que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han celebrado en Bruselas. Pero también se han discutido otros temas importantes, como el respeto por el estado de derecho, y el Brexit.

Úrsula von der Leyen quiere intensificar las negociaciones con Londres y hablará personalmente con el Primer Ministro británico este sábado. La Presidenta de la Comisión se niega a tirar la toalla a pesar de las dificultades. "Quien la sigue, la consigue", ha expresado. "No debemos olvidar que hemos progresado en muchos y diferentes campos pero, por supuesto, los más difíciles están aún completamente abiertos. Y esta es simplemente una cuestión de igualdad de condiciones, de pura justicia".

"Que se agilicen los trámites"

El Presidente de Gobierno de España, Pedro Sánchez, tras la reunión, ha comparecido desde Bruselas para pedir que se “agilicen los trámites para que el 1 de enero el anhelado fondo de recuperación sea una realidad”, declaraba.

Los líderes europeos también quieren que el plan de recuperación se ratifique lo antes posible. Pero el Parlamento Europeo y los 4 países denominados frugales piden que el dinero esté condicionado al estado de derecho.

"Sabemos que hay algunos temas difíciles entre los Estados miembros y el Parlamento Europeo que deben ser resueltos. Nuestro acuerdo de julio fue un paquete político y es esencial poder cumplir e implantar lo que decidimos lo antes posible. Es una cuestión de credibilidad", declaraba el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Respecto a Turquía, tanto Chipre como Grecia se han mostrado satisfechos por la decisión de adoptar sanciones rápidas si no se observan cambios significativos. Pero Ankara ya ha reaccionado diciendo que no acepta amenazas.

"La UE no ha lanzado ninguna amenaza, pidió a Turquía que siguiera el camino del derecho internacional. Por lo tanto, el hecho de que se le pida que siga los principios del orden internacional no amenaza a nadie", declaraba Nicos Anastasiades, Presidente de Chipre.

Bielorrusia, por su parte, también ha anunciado que creará una "lista negra" que incluya a funcionarios europeos en respuesta a las sanciones impuestas por los dirigentes de la Unión Europea.

Si no hay contratiempos, dentro de dos semanas, los líderes volverán a reunirse en el Consejo Europeo el 15 y 16 de octubre para debatir las negociaciones con el Reino Unido, el clima, y las relaciones exteriores con África.