Última hora
This content is not available in your region

Guerra de trincheras en el frente armenio

Access to the comments Comentarios
Por Amanda Coakley
euronews_icons_loading
Guerra de trincheras en el frente armenio
Derechos de autor  Кадр из репортажа Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Un adiós amargo al dejar Nagorno Karabaj, tras casi una semana del alto el fuego humanitario. Los intensos combates cerca de la ciudad de Martuni no han dejado otra opción a esta familia.

Es un adiós incierto. No saben cuándo volverán. Esta pareja de ancianos de Stepanakert deja su hogar. No saben dónde se quedarán cuando lleguen a Ereván, la capital de Armenia. Esta madre, al borde de las lágrimas, ya ha visto a dos de sus hijos partir al frente.

"Él es mi hijo. Tengo dos alistados en la guerra. No consigo despedirme y no hace más que decirme que me vaya, que me vaya y que le deje marchar..."

El conflicto entra en su tercera semana, y no va a menos a pesar del alto el fuego. Nuestra enviada especial se desplaza a la línea de frente cerca de la ciudad de Martuni, cuyo acceso está estrictamente controlado. Aquí no se permiten entrevistas. Es una mañana tranquila, pero a lo lejos, se oyen los bombardeos.

"Desde hace dos semanas, la línea de frente se mueve en función de los combates. Del lado armenio, ésta es la posición permanente. Los armenios libranuna guerra de trincheras y tratan de defenderse de los bombardeos azeríes."

Este dron fue derribado hace unos días. Es de las pocas imágenes de la guerra que aquí se libra que nos dejan filmar. Es un arma que se ha incorporado a los combates de un conflicto que dura desde hace décadas. Derribarlos no es fácil, pues son pequeños y vuelan demasiado alto.

En el cementerio de Stepanakert (Khankendi para los azeríes), hay nuevas fosas alineadas y dispuestas para el desenlace de unos combates aún por venir. Con cientos de muertos y sin fácil solución a este conflicto, la ciudad espera más pérdidas de vidas y la gente asegura que seguirá luchando.

Un reportaje de Amanda Coakley

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Comentario en español)