Última hora
This content is not available in your region

Último cara a cara de Donald Trump y Joe Biden antes de llegar a la Casa Blanca

euronews_icons_loading
Este será el segundo y último debate entre los dos titanes de la política estadounidense.
Este será el segundo y último debate entre los dos titanes de la política estadounidense.   -   Derechos de autor  AP / Patrick Semansky
Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos se prepara para sintonizar otro debate explosivo entre el presidente Donald Trump y el ex vicepresidente Joe Biden este jueves.

La Universidad de Belmont en Nashville (estado de Tennesse) es el lugar escogido para el segundo y último debate de la carrera electoral.

Para esta ocasión se han instalado barreras de cristal para minimizar el riesgo de propagación del coronavirus.

La Comisión de los Debates Presidenciales, el órgano organizador no partidista, anunció esta semana un nuevo protocolo para que no se repitan las escenas del primer debate del pasado 29 de septiembre en Cleveland (Ohio), marcado por las numerosas interrupciones, la mayor parte motivadas por Trump, lo que impidió que se abordaran a fondo los temas de interés para los votantes. Esta vez, cada uno tendrá dos minutos ininterrumpidos para responder cada pregunta del moderador. Mientras el micrófono del oponente se apagará. Después se ofrecerá el espacio para una conversación abierta.

Los temas anunciados que se abordarán en cada bloque serán la lucha contra la pandemia, las familias estadounidenses, la seguridad nacional, el liderazgo, la crisis climática y la raza.

Pese a estos asuntos fijados, es muy probable que los candidatos se enzarcen en la polémica por el proceso de confirmación en el Senado de la nominada por Trump para el Supremo, la jueza ultraconservadora Amy Coney Barrett.

Biden ha anunciado su voluntad de crear un comisión de académicos bipartidista para estudiar una reforma de la justicia, si es elegido presidente.

El moderador Chris Wallace, a quién se le responsabiliza de haber perdido el control del primer debate, será reemplazado por la periodista de NBC News Kristen Welker. Una selección que el mandatario republicano ha criticado por considerar a Welker de "muy parcial".

Esta será la última vez para los estadounidenses de comparar a los candidatos en simultáneo antes de las elecciones del 3 de noviembre. El debate comenzará a las 3.00 horas (CET).