Última hora
This content is not available in your region

La pandemia zanjó el duelo Trump-Biden

euronews_icons_loading
La pandemia zanjó el duelo Trump-Biden
Derechos de autor  news
Tamaño de texto Aa Aa

Fue una tragedia sin precedentes cercanos que ninguna de las partes podría haber previsto la que llegó a dominar estas elecciones como ninguna otra urgencia.

En la Casa Blanca, escéptica ante las advertencias de los científicos, el primer reflejo de Donald Trump fue negarlo todo:"El virus del que estamos hablando, mucha gente piensa que desaparecerá en abril con el calor, cuando llegue el calor. Normalmente, desaparecerá en abril".

Trump aplicó prohibiciones y restricciones de viaje a China y Europa, pero descartó la necesidad de usar marcarillas. A diferencia de su rival, Joe Biden, a quien rara vez se le veía sin una.

Y el mensaje de su gobierno sobre el distanciamiento social fue, en el mejor de los casos, contradictorio. Los seguidores de Trump no guardaban distancia interpersonal alguna en los mítines.

En contraste, en las comparecencias públicas de Joe Biden donde se respetaban las medidas de prevención; una declaración política clara a medida que la crisis se agudizaba.

Los candidatos también discreparon sobre el confinamiento. Biden abogó por implantarlo antes y durante más tiempo. Temiendo el impacto económico Trump se resistió y cuando se hizo inevitable, presiono para que los estados reabrieran lo antes posible, asegurando que el cierre hacía más daño que bien.

Biden lamentó la falta de liderazgo de Trump: "Hemos perdido vidas. Hemos perdido negocios. Hemos perdido trabajos. Y ahora, gracias a la torpeza de Donald Trump, podemos perder parte de los progresos que habíamos empezado a hacer".

Mientras Biden se mantuvo a la expectativa, Trump promovió ciertos medicamentos que no tenían respaldo científico. Rebasó cualquier nivel cuando comentó en público, en la sala de prensa de la Casa Blanca, una ocurrencia sobre el posible uso de desinfectantes contra el virus:"Veo el desinfectante que lo elimina en un minuto. ¿Hay alguna manera de hacer algo así con una inyección, casi como una limpieza interna?"

Desde el principio, y en contra del consenso científico, Trump dijo a los votantes que pronto estaría disponible una vacuna. Probablemente habría aumentado sus esperanzas de reelección.

En cambio, lo que consiguió fue contagiarse con el propio virus. No cambió su visión de la pandemia, sino que describió su recuperación como "un triunfo personal".

Pero en ese momento, gran parte del electorado ya había tomado una decisión sobre cómo había llevado de la crisis.

Fuentes adicionales • Comentario en off: Enrique Barrueco