Última hora
This content is not available in your region

Las enfermeras, premio Mujeres de Europa

Por Ana LAZARO  & Meabh McMahon
euronews_icons_loading
Las enfermeras, premio Mujeres de Europa
Derechos de autor  Antonio Calanni/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Los aplausos al personal sanitario es uno de esos momentos que difícilmente olvidaremos.

Las enfermeras estuvieron y siguen estando en primera línea en la lucha contra la pandemia. Y esta semana, sus esfuerzos han sido recompensados ​​de nuevo. La Federación Europea de Enfermeras ha sido galardonada durante la 5ª edición de los premios Mujeres de Europa.

“Las enfermeras han sido más que heroicas y desinteresadas. Han prestado atención médica a todos los ciudadanos de Europa que necesitan su ayuda”, afirmaba Elizabeth Adams, presidenta de la Federación Europea de Asociaciones de Enfermeras, al recoger el galardón.

Incluso antes del Covid-19, las mujeres ya realizaban la mayor parte del trabajo vinculado a los cuidados, incluido el no remunerado. Una carga que ha aumentado drásticamente durante la crisis sanitaria.

Para el jurado, premiar a las enfermeras en este momento era primordial. “Se trata de reconocer las circunstancias enormemente difíciles a las que las mujeres han tenido que hacer frente. Y también los inmensos sacrificios que las mujeres han hecho para brindar apoyo y estar ahí para los demás durante este momento difícil”, explica Orla O'Connor, directora del Consejo Nacional de Mujeres de Irlanda y miembro del jurado.

Una mujer que estuvo al pie del cañón junto con su equipo fue la enfermera belga Verlee Eygenraam. Se desplazaba en bicicleta para llevar comida a las familias necesitadas. Para ella, el papel principal de las enfermeras este año ha sido ser como un amigo.

“Nuestras enfermeras y trabajadoras sociales siempre estaban ahí para escuchar a las familias. Continuaron haciendo visitas a domicilio, especialmente en las zonas desfavorecidas de Bruselas, lo cual era muy importante ya que a veces nuestras enfermeras eran las únicas personas que las madres veían. Madres que acababan de dar a luz, que estaban solas en casa, aisladas, que no veían a nadie porque sus familias vivían lejos. Fue muy triste verlo, pero nuestras enfermeras realmente marcaron la diferencia¨, explica Eygenraam, miembro de Kind & Gezin (Niños y Familias).

Una diferencia que trajo sonrisas, aplausos... y que también merece un reconocimiento laboral y económico.