Última hora
This content is not available in your region

Misa del Gallo a las siete y media de la tarde en El Vaticano para cumplir con el toque de queda

euronews_icons_loading
Misa del Gallo a las siete y media de la tarde en El Vaticano para cumplir con el toque de queda
Derechos de autor  Alessandra Tarantino/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Adelantar la misa del gallo es algo que no ocurre a menudo, sobre todo en un país con una de las comunidades católicas más grandes de Europa.

Pero este cambio no debería alterar mucho las cosas. Porque aunque es conocida por celebrarse a medianoche de la Nochebuena, en El Vaticano no se oficia a esa hora desde el año 2009.

Misa nocturna pero no necesariamente a medianoche

"Desde un punto de vista litúrgico se la llama misa nocturna, eso significa que tiene que celebrarse durante la noche de la víspera de Navidad", explica Vincenyo Corrado, director de comunicación de la Conferencia Episcopal italiana. "Desde hace unos años el Vaticano la ha celebrado a las nueve y media. Esto muestra que el horario exacto no es medianoche, pero sí un momento de la noche".

Los obispos deben tratar el tema con los sacerdotes locales, que son los responsables de decidir cuándo oficiar las misas de acuerdo con las restricciones de cada lugar.

"Depende de cada sacerdote establecer los horarios. He oído que varias diócesis planean celebrar la misa del gallo entre las 8.30h y las 9h", comenta Corrado.

Mejor que a puerta cerrada

El padre Semenza celebró los servicios de Pascua a través de Facebook durante dos meses y medio. Lo recuerda como una experiencia diferente.

"Las misas tenían que oficiarse a puerta cerrada, por eso yo las transmitía por internet. Pero fue una experiencia dura. Aunque cambiar los horarios de las misas puede ser bastante molesto para mucha gente, no es una perturbación como interrumpir los servicios. Eso es lo que ocurrió durante el confinamiento".

El papa Francisco oficiará la misa temprano para que los asistentes puedan regresar a casa a tiempo.

"La tradicional misa navideña tiene lugar en la Basílica de San Pedro el 24 de diciembre y en los últimos años ha comenzado a las nueve y media. Pero aquí en el Vaticano por primera vez en 2020 ha sido adelantada dos horas para adaptarse a las restricciones establecidas por el Gobierno italiano", cuenta la corresponsal de Euronews en Roma Giorgia Orlandi.

"El menor de nuestros problemas"

Los fieles no parecen muy preocupados, y lo aceptan sin más.

"No cambiará mucho mientras que podamos organizarnos", comenta esta mujer. "Probablemente tendremos que cenar más temprano o después de la misa. Lo que realmente importa es el aspecto religioso de las celebraciones".

"Cambiar el horario de la misa es el menor de nuestros problemas", dice este hombre. "Lo importante es mantener nuestra fe y el espíritu de la Navidad vivos".

Lo importante, efectivamente, es participar. Por lo que si marcharse en hora para respetar el toque de queda es crucial, también es recomendable llegar pronto para asegurarse un buen sitio.