Última hora
This content is not available in your region

La pasión rebrota en las telenovelas colombianas

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Rodaje de la telenovela 'Café con aroma de mujer'
Rodaje de la telenovela 'Café con aroma de mujer'   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo querer**se, cómo odiarse, cómo besarse con pasión, como exige una telenovela, cuando en las escenas se teme la intrusión de un invitado indeseable, llamado coronavirus? **En un cafetal colombiano, bajo el sol de mediodía, el equipo de la serie "Café con Aroma de Mujer" ha vuelto al trabajo tras medio año de parón provocado por la pandemia.

Se han tomado muchas medidas de precaución -todo el sector y sus miles de empleos se juegan su supervivencia-, pero ¿cómo contar la encendida historia de amor entre Gaviota, la joven recolectora, y Sebastián, el rico heredero, sin besos? Imposible.

"Cuando abrazas, abrazas, y si se metió el bicho, se metió. Es nuestro trabajo"

"Una vez ahí, al que abrazas, abrazas. Si se metió el bicho, se metió, porque ese es el trabajo. No sé, si fuéramos astronautas pues tendríamos otras distancias, pero somos actores que trabajamos con la emoción, con el cuerpo, con la voz", explica la actriz Katherine Vélez.

Test para todos y una hacienda convertida en albergue

Todos los lunes, el equipo al completo, compuesto por decenas de personas, pasa un test PCR. Es caro, pero indispensable, como explica el director de la telenovela, Mauricio Cruz.

"Por ejemplo, ayer para hacer unas promociones hubo escena de beso, pero el examen había sido el día anterior, entonces estábamos muy seguros -afirma-_. La verdad es que estar aquí nos ha llevado a estar muy concentrados, aislados realmente de donde puede estar el contagio. Estamos en el campo, al aire libre y todos los que estamos aquí, estamos sanos y esto es fundamental para que todo fluya de forma tranquila para todos". _

Seis meses de parón y una industria pendiente del virus

Para evitar los riesgos, la mayoría de los miembros del equipo viven y duermen en la hacienda donde se graba la telenovela, pero no es una burbuja, pues pueden salir en sus días libres para ver a la familia.

Su peor pesadilla es que todo vuelva a pararse como les ocurrió en abril, cuando esta y otras 37 producciones colombianas se interrumpieron.

"Nosotros íbamos a empezar a grabar en abril. Justo diez días antes de empezar a grabar, quedamos en cuarentena por casi seis meses y eso retrasó el comienzo de las grabaciones y la manera de hacerlo", cuenta la productora ejecutiva Yalile Giordanelli.

Hasta el guion tuvo que ser modificado. Nada de escenas de fiesta ni grandes eventos, 'Café con aroma de mujer' es más intimista que nunca. Amor sí, pero al aire libre y en estado puro.