Última hora
This content is not available in your region

La revancha de 'Mochoman': de víctima de las FARC a ciclista paralímpico

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Juan José Florián 'Mochoman' se entrena para los Juegos Paralímpicos
Juan José Florián 'Mochoman' se entrena para los Juegos Paralímpicos   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Se llama Juan José Florián, pero luce con orgullo su apodo de 'Mochoman'. Su historia es un ejemplo de superación frente a la adversidad, una revancha frente a los que trataron de acabar con su vida en los duros años de guerra contra las FARC en Colombia.

La explosión de una bomba le dejó sin brazos y sin una pierna. Tampoco ve por un ojo, pero está decidido a coronarse como ciclista en los Juegos Paralímpicos de Tokio.

"Sueño con ser campeón paralímpico y campeón del mundo. Esa es la a__mbición más grande que tengo. Por eso esa razón de entrenar y exigirme cada día", explica sonriente.

Niño soldado: "Me dijeron que ya estaba para portar un fusil"

Juan José sufrió un primer zarpazo de la vida cuando solo tenía 15 años. Las FARC se lo llevaron a luchar en sus filas, como a otros 6000 niños soldados a los que la guerrilla colgó un arma del hombro.

"Me llamaron porque yo era, en aquel entonces, el mayor de los cuatro (hermanos) menores y me dijeron que me tenía que ir con ellos, que ya estaba para portar un fusil".

Consiguió escapar nueve meses después. Con 18 años, se enroló en el Ejército, pero la mala suerte seguía su pista.

Una bomba a la puerta de casa: "En un momento me destrozaron, pero volví a nacer"

En julio de 2011 estaba de permiso en casa de su madre, que se negaba a pagar las extorsiones de la guerrilla. Frente a la vivienda, se topó con una bomba.

"Aquí fue donde un artefacto explosivo desapareció parte de mi cuerpo -relata, mostrando el lugar-. Desaparecieron mis brazos, mi pierna derecha, desaparecieron la visión de mi ojo derecho. Aquí me destrozaron. En un momento me destrozaron, pero volví a nacer".

Estuvo doce días en coma, sufrió múltiples operaciones y una larga recuperación física y psicológica.

Aferrado al deporte para salir adelante: de la natación al ciclismo de competición

La natación fue la primera boya a la que se aferró y gracias a la que empezó a ganar medallas. Después vinieron los trofeos de ciclismo. Ingenieros de la Fuerza Aérea diseñaron su bicicleta adaptada. Dice que quienes les dan la fuerza para pedalear son su hijo, de tres años, y su mujer, que también es su entrenadora.

Juan José 'Mochoman' entrena sin descanso. Avanza en línea recta hacia los Juegos Paralímpicos. Le gustaría ir a los de Tokio, pero si no puede, asegura que irá a los de París.