Última hora
This content is not available in your region

Desmontando la política antiinmigración de Donald Trump

euronews_icons_loading
El presidente Joe Biden firma una orden para reunificar a las familias migrantes separadas
El presidente Joe Biden firma una orden para reunificar a las familias migrantes separadas   -   Derechos de autor  AP Photo/Evan Vucci
Tamaño de texto Aa Aa

Joe Biden sigue desmontando, pieza a pieza, el legado de medidas antiinmigración de Donald Trump. Este martes firmó tres órdenes en ese sentido. Una de ellas dirigida a reunir a los niños que fueron separados de sus padres tras cruzar la frontera.

El presidente estadounidense también quiere abordar las causas de la migración con representantes de la sociedad civil, organismos y Gobiernos, en particular los de El Salvador, Guatemala y Honduras, para crear un marco regional.

Biden: "Vamos a trabajar para deshacer la vergüenza moral y nacional"

"No estoy haciendo una nueva ley. Estoy eliminando la mala política -dijo Biden-. Vamos a trabajar para deshacer la vergüenza moral y nacional de la Administración anterior que, literalmente, arrancó a los niños de los brazos de sus madres y padres en la frontera, sin ningún plan, ninguno en absoluto, para reunificar con sus padres a los niños que todavía están bajo custodia".

Todavía hay 545 niños separados de sus padres

Biden trata de enmendar los daños causados por una de las políticas más controvertidas de la Administración Trump, la separación de familias inmigrantes después de atravesar la frontera con México sin documentos. Esa decisión provocó que al menos 5.500 menores se encontraron solos e internados en centros de detención.

La Justicia estadounidense revocó la medida, pero aún hoy hay 545 niños que no han podido volver con los suyos. El presidente estadounidense ha ordenado crear un grupo de trabajo para localizar a las familias y permitir su reunificación.

Mayorkas, primer hispano e inmigrante al frente de las políticas migratorias

Biden rubricó las medidas horas después de que el Senado confirmara al cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas como el primer hispano e inmigrante que asume el cargo de secretario de Seguridad Nacional. Este puesto convierte a Mayorkas en la mano ejecutora de las políticas migratorias del presidente.