Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: Se venden falsas pruebas PCR negativas para viajar por Europa. Europol alerta de fraudes

Patrulla policial en el aeropuerto Charles de Gaulle de París
Patrulla policial en el aeropuerto Charles de Gaulle de París   -   Derechos de autor  Francois Mori/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Delincuentes están vendiendo certificados de prueba COVID-19 falsos en los principales aeropuertos y estaciones de Europa y esta práctica podría acentuarse con las nuevas restricciones para viajar por Europa.

Así lo afirma Europol, la agencia policial de la Unión Europea, en un comunicado reciente.

Según este organismo se han encontrado certificados negativos falsos en aeropuertos y estaciones de Francia, Reino Unido y España.

Esto se produce después de que varios países europeos hayan impuesto a los viajeros la presentación de una prueba con resultado negativo de menos de 72 horas para entrar en su territorio.

En enero se detuvo a un hombre en el Reino Unido a las afueras del aeropuerto londinense de Luton en relación con la venta de resultados de pruebas falsos, dijo Europol.

Una mujer y seis hombres fueron detenidos en noviembre por vender certificados falsos a los viajeros en el mayor aeropuerto de París, el Charles de Gaulle. Los fiscales dijeron que los certificados falsos se vendían a los viajeros por entre 150 y 300 euros. Los sospechosos se enfrentan a hasta cinco años de prisión y a una multa máxima de 375.000 euros si son condenados.

En diciembre de 2020, la policía española detuvo a un estafador por vender resultados de pruebas falsos por 40 euros. La policía catalana, los Mossos d'Esquadra, también desmantelaron en enero una red que vendía billetes y pruebas PCR en el aeropuerto del Prat.

"Dados los amplios medios tecnológicos disponibles, en forma de impresoras de alta calidad y diferentes programas informáticos, los delincuentes son capaces de producir documentos falsos, falsificados o de alta calidad", advirtió Europol a las autoridades europeas.