Última hora
This content is not available in your region

Invocando al cóndor de Colombia | Científicos e indígenas realizan el primer censo

euronews_icons_loading
Un cóndor en Colombia, observado por biólogos y voluntarios
Un cóndor en Colombia, observado por biólogos y voluntarios   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Encaramado una montaña, a 3.200 metros de altura, Rosendo Quira agita una rama de salvia para invocar al 'mensajero del sol'. Poco después, este aparece. Es el cóndor, el ave más emblemática de la cordillera de los Andes.

Con sus tres metros de extensión, de una punta a otra de sus alas, surca el cielo para acudir a la invitación del médico indígena, que ha dejado para él un trozo de carne en una roca.

Nos encontramos en Colombia, donde los indígenas coconukos consideran sagrado tanto al cóndor como a la roca en la que se posa.

"Cuando el cóndor pasa por estos sitios nos envía un mensaje. Si él se acerca es porque estamos bien espiritualmente. Si él no se acerca es porque en algo estamos fallando", explica Rosendo.

AFP
Rosendo Quira junto a uno de los cóndores que ha atraído con su rituralAFP

Primer censo de cóndores de Colombia

El ritual tiene un objetivo. La llegada de las aves rapaces es registrada por los biólogos que, ayudados por voluntarios indígenas, están realizando el primer censo de cóndores de Colombia. Los expertos estiman que solo quedan unos 130 ejemplares.

"La importancia de realizar este censo del cóndor andino en Colombia es conocer sus poblaciones. Nos dedicamos a ver cuántos cóndores hay en el país y en qué estado se encuentran", dice la bióloga Adriana Collazos.

Un ave en peligro crítico de extinción

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que esta rapaz, una de las más grandes del planeta, encuentra en peligro crítico de extinción, víctima de la extensión de la agricultura y la ganadería por los territorios de alta montaña y los envenenamientos de campesinos que temen sus ataques sobre los animales.

Rosendo Quira afirma que una vez un cóndor apareció en sus sueños para desvelarle como curar a los enfermos. Para los indígenas, en especial del sur de los Andes, es animal mítico, central en su cosmovisión. Para ellos y para todos, su desaparición sería una tragedia.