Última hora
This content is not available in your region

El Parlamento Europeo da un paso hacia una tasa al carbono

euronews_icons_loading
El Parlamento Europeo da un paso hacia una tasa al carbono
Derechos de autor  Michel Euler/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento Europeo abre el camino para crear un impuesto al carbono para los productos importados de países que tienen estándares más bajos para frenar las emisiones de CO2 causantes del cambio climático. Una amplia mayoría de eurodiputados ha aprobado el llamado Mecanismo de Ajuste en Frontera de Carbono. El ponente, Yannick Jadot, cree que el objetivo de la UE de convertirse en climáticamente neutra en 2050 no puede ser un obstáculo para una mayor autonomía industrial. Además, debe poner de su lado al resto de grandes contaminadores mundiales.

"Si pudiera existir una colaboración entre Europa y los EEUU para los problemas climáticos y la protección de la industria, sería una noticia maravillosa. En lo referente a China, por un lado, es un país que emite muchos gases de efecto invernadero, pero también es un país que innova, es un país que acaba de poner en marcha un mercado de CO2", ha asegurado Jadot del grupo de Los Verdes.

La Comisión decidirá el alcance de la medida, pero se espera que los beneficios para el presupuesto de la Unión estén entre los 5 mil y 14 mil millones de euros anuales. La tasa se espera que incluya inicialmente a sectores industriales con un gran gasto de energía, como el eléctrico, el metalúrgico, el papelero o la industria cementera.

Pero los activistas medioambientales lamentan las concesiones que se han hecho a la centroderecha. Por ejemplo, se ha suprimido del texto inicial la rápida eliminación de los derechos de emisión para contaminar gratuitos que se otorgan a empresas europeas. Esas concesiones forman parte del Sistema de Comercio de Emisiones, que pone precio a cada tonelada de CO2 emitida en la UE. Algo que podría ser un problema explican los expertos.

"Lo importante es que esto se acuerde de manera multilateral, que se explique de manera transparente en la Organización Mundial del Comercio. La cosa es que estos derechos de emisión gratuitos tendrán que eliminarse muy rápidamente del Sistema de Comercio de Emisiones para que el precio de emitir carbono en Europa suba al nivel necesario para descarbonizar el continente", cree el investigador del Instituto Bruegel, Simone Tagliapetra.

Los países en vías de desarrollo deberían quedar exentos de la medida e incluso se espera que reciban parte del dinero recaudado con la tasa. Pero se espera que Rusia, India y Turquía planteen obstáculos.