Última hora
This content is not available in your region

COVID-19 | La OMS aprueba la vacuna china Sinopharm para uso de emergencia

euronews_icons_loading
Una enfermera sostiene una dosis de la vacuna anticovid de Sinopharm
Una enfermera sostiene una dosis de la vacuna anticovid de Sinopharm   -   Derechos de autor  Darko Vojinovic/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sumado una vacuna más a la batalla global contra la pandemia y ha aprobado el preparado chino Sinopharm para uso de emergencia. Es la primera vacuna china contra la COVID-19 que recibe su visto bueno, aunque varias de este país, incluida la de Sinopharm, están siendo utilizadas en decenas de países de todo el mundo.

Con esta decisión, el preparado de Sinopharm entra en el plan COVAX, el mecanismo de la OMS para proporcionar vacunas a un precio asequible a países de todo en mundo, especialmente a los más pobres.

"La OMS ha aprobado incluir la vacuna COVID-19 de Pekín en la lista de uso de emergencia, convirtiéndose en la sexta que recibe la validación de la OMS en cuanto a seguridad, eficacia y calidad. Esto amplía la lista de vacunas que puede comprar COVAX", explicaba en rueda de prensa Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

Hasta el momento, la OMS ya ha autorizado el uso de emergencia de las vacunas fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson and Johnson, así como las dos vacunas de AstraZeneca que se producen en la India y en Corea del Sur. Está en estudio la aprobación de una segunda vacuna china, Sinovac.

El preparado de Sinopharm ya se está utilizando en Serbia, donde varias Unidades Móviles de Vacunación Covid-19 se desplazan hasta comunidades vulnerables y de difícil acceso. Una de ellas estuvo el viernes en el pueblo de Vrelo, cerca de Ub, para facilitar el acceso a las vacunas contra la COVID-19.

El viernes se inició un "maratón de vacunación" de tres días de en Bucarest, la capital de Rumanía. Con este evento sanitario, que cuenta con el apoyo de unos 1.200 voluntarios, se pretende acelerar la campaña de vacunaciones en un país de más de 19 millones de habitantes.

Francia está abriendo puntos de vacunación en el corazón de barrios populares de distintas ciudades. En el departamento de Seine-Saint-Denis, al noreste de París, unidades móviles han vacunado a cientos de vecinos de grupos de riesgo reticentes, por distintos motivos, a pedir cita en los grandes centros de vacunación.