Última hora
This content is not available in your region

Un escándalo de espionaje aún sin aclarar

euronews_icons_loading
Un escándalo de espionaje aún sin aclarar
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Varios países de la UE exigen explicaciones a Dinamarca por su supuesto papel en el último escándalo de espionaje estadounidense. No sólo al teléfono móvil de la canciller Angela Merkel y del ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier, sino también a otros líderes de países nórdicos, como Noruega y Suecia.

Aclarar hasta dónde llegó el asunto

"He pedido información completa sobre empresas, intereses y ciudadanos suecos para tener en la mesa todas las cartas sobre este asunto ", decía Peter Hultqvist, ministro de Defensa sueco para tratar de aclarar hasta qué punto los servicios secretos daneses coperaron con EE.UU. entre 2012 y 2014.

Desde el Parlamento noruego consideran el caso inaceptable.

"Qué abuso de confianza tan grave y perturbador", aseguraba Audun Lysbakken, líder del Partido de Izquierda Socialista Noruego.

Merkel pide explicaciones, de forma no tan contundente

Francia ha calificado las denuncias de extremadamente graves. Mensajes, llamadas y búsquedas de internet... todo quedó registrado. Alemania exige una aclaración:

"Me tranquiliza el hecho de que el gobierno danés y la ministra de Defensa han dejado muy claro lo que piensan de esto. En este sentido, veo una buena base para establecer buenas relaciones ad emás de aclarar los hechos", declaró Merkel.

Espiarás a quien también espió

Declaraciones tibias que tienen su por qué, asegura uno de los periodistas de investigación que han sacado a la luz estas revelaciones.

"Veremos algunas críticas por parte de Alemania, pero creo que los alemanes podrían ser un poco reacios pues ellos mismos también tuvieron un escándalo hace unos años respecto a la inteligencia militar alemana, que estuvo involucrada en el espionaje de otros miembros de la UE", conjetura Niels Fastrup, uno de los principales periodistas de investigación detrás de las revelaciones de la Corporación de Radiodifusión Danesa (DR).

Un secreto dentro de otro secreto

Un espionaje que en código clave se llamó "Operación Dunhammer". La investigación dio sus frutos gracias a las revelaciones de nueve fuentes anónimas con acceso a información clasificada del servicio de inteligencia de Defensa danés.