Última hora
This content is not available in your region

Alemania preocupada por el rápido aumento de los casos de la variante Delta

Por Euronews con Agencia Efe
euronews_icons_loading
Alemania preocupada por el rápido aumento de los casos de la variante Delta
Derechos de autor  Hannibal Hanschke/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades alemanas alertan de la rápida expansión de la variante Delta y pidieron la "máxima prudencia" a los ciudadanos, especialmente en lo que respecta a los viajes a Reino Unido, y recordaron que solo la pauta completa de la vacunación da la máxima protección.

Según el Instituto Robert Koch (RKI) de virología, la variante Delta ataca especialmente a los grupos de población no vacunados o sin la pauta completa, es decir a los más jóvenes.

"La variante Delta tiene actualmente una tasa de propagación del 6 %, se puede ver en el informe de ayer, pero la tasa está aumentando. Tenemos que observar esta evolución muy de cerca, porque está claro que la evolución depende de cómo sigamos aplicando las medidas sanitarias", dijo Lothar Wieler, el presidente del RKI durante una rueda de prensa este viernes.

Alemania se encuentra en plena desescalada de restricciones y la vida pública se ha prácticamente normalizado en las últimas semanas gracias al avance de la campaña de vacunación.

"Hasta esta mañana, uno de cada dos alemanes se ha vacunado al menos una vez. El 50,1 %, es decir, 41,5 millones de personas (...) El 29,6 % tiene la pauta completa de la vacunación, es decir, casi uno de cada tres. Son dos hitos importantes para Alemania, para nuestra campaña de vacunación", dijo por su parte el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

En medio de esa desescalada general, el Gobierno de la canciller Angela Merkel recalificó a Reino Unido como zona de dominio de las variantes más agresivas en mayo, lo que implica la prohibición de viajar a ese país, salvo casos excepcionales.

La media nacional se situó este viernes en 10,3 contagios en siete días y por 100.000 habitantes, frente a los 18,6 de hace una semana. El pico se había alcanzado en diciembre, con 197,6 contagios semanales por 100.000 habitantes. Tras restringirse durante meses la vida pública, empezó a descender de manera consolidada hacia mediados de abril, a lo que siguió, a partir de mayo, una cautelosa reapertura.