Última hora
This content is not available in your region

Alemania pide la supresión de los vetos en la política exterior de la UE

Por Juan Carlos De Santos Pascual con AFP
Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas.
Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas.   -   Derechos de autor  Tobias Schwarz/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, ha reclamado que la Unión Europea suprima el poder de veto de los Estados miembros en materia de política exterior.

"No podemos seguir siendo rehenes de quienes paralizan la política exterior europea con sus vetos. Quienes lo hacen juegan con la cohesión de Europa a largo o corto plazo", ha apuntado Maas en una rueda de prensa en Berlín.

"Por tanto, lo digo abiertamente: el veto debe desaparecer, incluso si eso significa que podemos ser derrotados", explicó el jefe de la diplomacia alemana.

Según las normas de la UE, ciertas decisiones, como las relativas a la fiscalidad o a la política exterior, requieren la unanimidad de los Estados miembros.

Este sistema significa que un país puede utilizar su veto para bloquear, retrasar o suavizar las posiciones europeas.

"Como siempre hemos considerado que la solidaridad interna y la soberanía externa son dos caras de la misma moneda, ahora, tras las crisis internas, debemos seguir avanzando en la capacidad de Europa para actuar en materia de política exterior", alegó Maas.

En los últimos meses, Hungría ha utilizado regularmente su poder de veto para bloquear declaraciones críticas sobre China. Más recientemente, Budapest también se negó a apoyar una declaración que pedía un alto el fuego entre Israel y los palestinos.

La semana pasada, Miguel Berger, secretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, acusó a Hungría de "bloquear una declaración de la UE" sobre Hong Kong. Planteó la posición de la "votación por mayoría cualificada" en cuestiones de política internacional.

La batalla se libra desde hace años entre los Estados miembros de la UE, algunos de los cuales desean que se suprima la regla del veto.

Sin embargo, como subrayó recientemente el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, que está a favor de acabar con el veto, también es necesaria la unanimidad para lograr su abolición.

Polonia y Hungría, criticadas habitualmente por Bruselas por sus reformas, consideradas contrarias a los valores democráticos, también se opusieron en noviembre a la aprobación del presupuesto plurianual de la UE y al plan europeo de recuperación diseñado para ayudar a los Estados miembros a hacer frente a la pandemia.

Esto fue en respuesta a un mecanismo del Estado de Derecho para que el presupuesto de la UE condicione las transferencias de fondos a la adhesión a los valores democráticos, los derechos humanos y la independencia del poder judicial.

Según Maas, la vuelta al voto por mayoría entre los Estados miembros evitaría la amenaza de una "Europa de dos velocidades".