Última hora
This content is not available in your region

Italia llora de alegría e Inglaterra de tristeza tras unos penaltis para el recuerdo

Access to the comments Comentarios
Por Jose Nunez Tena  & Euronews en español
euronews_icons_loading
Italia llora de alegría e Inglaterra de tristeza tras unos penaltis para el recuerdo
Derechos de autor  VINCENZO PINTO/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Alegría destada en Italia con la parada definitiva de Donnarumma que daba a la azurra la segunda Eurocopa de su historia. Las calles de Roma y de todo el país se convertían en una fiesta que parecía preparada para celebrarse en otro país y que a buen seguro durará varios días.

"Estamos muy contentos", contaba un grupo de amigos en la capital. "Sabíamos que íbamos a jugar un gran torneo y al final lo hemos conseguido. Es un verdadero sueño". Otro joven aseguraba "echar de menos ganar. Hace más de 10 años que no lo hacíamos".

A buen seguro que Inglaterra hubieran firmado llevar 15 años sin ganar. Pero son ya 55 los que los aficionados de este país llevan sin levantar una copa importante. Los penaltis volvieron a ser definitivos para mal, en una noche en la que Wembley, el tempranero gol de Shaw o que el primer penalti fallado fuera de Italia hacían creer todo lo contrario. Parecía que, esta vez sí, el fútbol volvía a casa. Pero el fútbol, ya se sabe, es así.

"Me siento destrozado", decía un aficionado, "pero creo que igualmente hay que sentirse orgullosos. Estoy contento con nuestra actuación". "Al final, volverá a casa, decía otro. "De una forma u otra, el Mundial, la Eurocopa... Volverán a casa".

Tras más de un año de retraso y un sinfín de obstáculos en el camino, lo cierto es que la Euro 2020 ha contado finalmente con la protagonista más esperada, tan importante o más que los propios jugadores y verdadera campeona del torneo: la afición.