Última hora
This content is not available in your region

Los aranceles de la UE y el resurgimiento de las bicicletas fabricadas en Europa

Por Hans von der Brelie
euronews_icons_loading
Los aranceles de la UE y el resurgimiento de las bicicletas fabricadas en Europa
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Tiendas cerradas, casas en venta... décadas de deslocalización industrial a países de bajo coste de producción, en el extranjero, causaron daños en muchas regiones de Francia, dejando, tras de sí, terrenos industriales baldíos como este en la pequeña ciudad de Revin. Pero se ha producido un suceso sorprendente: un importante fabricante de bicicletas ha anunciado su regreso a Francia.

"Los métodos de competencia desleal 'made in Asia' provocan profundas heridas en el panorama industrial europeo. ¿Es capaz la Unión Europea de rescatar el 'made in Europe' y salvar puestos de trabajo comunitarios?", se pregunta el periodista de Euronews, Hans von der Brelie. El reportero investiga sobre este asunto, para el programa Unreported Europe, en la región francesa de las Ardenas.

©
Euronews©

Revin se encuentra cerca de la frontera francesa con Bélgica. La Unión Europea dispone de herramientas para luchar contra la competencia desleal. Para salvaguardar mejor las capacidades industriales, la Comisión Europea introdujo aranceles en algunos sectores. Tanto el alcalde de Revin como el presidente de la Asociación de Municipios de la zona se congratulan de esta protección ofrecida por Europa.

"Creo que tenemos que protegernos. De todos modos, es evidente: no se puede seguir así, vendiendo nuestra industria a China y a los países del sudeste asiático", afirma Bernard Dekens, presidente de la Asociación Ardenne Rives de Meuse.

"En los años 80 y 90, Revin tenía 12 500 habitantes. Hoy solamente tiene unos 6 000. Hemos perdido la mitad de nuestra población. Tenemos una tasa de paro del 27 %, ¡es enorme!", declara Daniel Durbecq, alcalde de Revin.

©
Euronews©

"Es una verdadera satisfacción ver que la histórica marca francesa de bicicletas Mercier vuelva del sudeste asiático y se instale en Revin. Eso demuestra que la industria no está muerta en la región de las Ardenas y que es posible que una empresa, que se trasladó al extranjero hace unos años, vuelva y produzca en Francia", añade Bernard Dekens.

La pandemia impulsó la demanda. El plan es lanzar la producción a principios del próximo año y fabricar, anualmente, medio millón de bicicletas. La inversión de once millones de euros está fuertemente subvencionada por los contribuyentes franceses y europeos.

Pero muchos componentes se siguen fabricando en Asia, por eso el inversor ha optado por un emplazamiento cercano a los puertos de Rotterdam y Amberes. El fácil acceso a los mercados clave también es importante, explica la directora de proyectos de la Agencia de Desarrollo de la Región.

"Estamos cerca de los grandes países europeos, hemos creado enlaces logísticos con el norte y el este de Europa, y contemplamos un mercado de unos 110 millones de habitantes", señala Maryline Le Maou, directora de proyectos de la Agencia de Desarrollo de la Región.

©
Euonews©

Se crearán 270 puestos de trabajo en Revin. Pocos días después de conocerse la noticia, cientos de solicitudes de empleo llegaron a la agencia local de trabajo. Entre ellas la de Stéphanie Jodar. Hoy se celebra un primer acto informativo en el que se explica el innovador método de contratación. Las capacidades de los solicitantes de empleo se ponen a prueba simulando especialidades, como la soldadura.

"Mucha gente se fue porque no tenía trabajo. Antes de la crisis industrial, Revin estaba densamente poblado. Hoy, no hay mucha gente que se quede por la zona. Abrir una fábrica aquí, hará que vuelva bastante gente", explica Stéphanie Jodar, buscadora de empleo.

Algunos de los demandantes de empleo recuerdan el lugar antes de que se convirtiera en un páramo industrial. Cuando se cerró su fábrica, Michael se lanzó a la búsqueda permanente de trabajo.

"Puesto que vivo en Revin, sería fantástico encontrar trabajo aquí y no tener que desplazarme a otros lugares. Quiero volver a tener un empleo estable. Ahora mismo, realizo muchos trabajos temporales, una semana allí, otra semana en otro sitio... Para ser sincero, ¡esto no es vida!", declara Michael Brioso, buscador de empleo.

Mercier atenderá una demanda en auge, tanto de bicicletas convencionales como eléctricas. El director general, encargado de este regreso a Francia, no está, en absoluto, a favor de los aranceles de protección en las fronteras exteriores de la UE.

"Esto no es más que una cortina de humo. Esos aranceles contra la competencia desleal... Resulta complicado, hoy en día, aceptarlos y aprobar su creación cuando, por otra parte, sabemos que un 80 % de los productores de los componentes que utilizamos son asiáticos. Tenemos que pensar en cómo ‘relocalizar’ esa producción, o en cómo incitar a los productores mundiales, en este caso, asiáticos, para que se instalen en Europa, o más bien, en Francia", afirma Jean-Marc Seghezzi, director ejecutivo de la sociedad Cycles & Electric Mobility Francaise.

©
Euronews©

Tras viajar a las Ardenas, el periodista de Euronews se desplaza a la ciudad de Saint-Étienne, la ‘cuna’ histórica de las bicicletas fabricadas en Francia.

Alrededor de 1920, miles de personas trabajaban en las fábricas locales de bicicletas. Joëlle Virissel lo sabe todo sobre el auge y la posterior y profunda caída de la ‘historia industrial’ de su ciudad.

"En 1886, el campeón británico de ciclismo, Duncan, presentó su llamada ‘bicicleta de seguridad’ en Saint-Étienne y fue recibido por los hermanos Gauthier, mecánicos de la industria armamentística, quienes se inspiraron en ella para producir la primera bicicleta francesa fabricada en Saint-Étienne. Ese fue el comienzo de una gran ‘historia industrial’ en nuestra ciudad", relata Joëlle Virissel, mediadora cultural del Museo de Arte e Industria de Saint-Étienne.

"Surgieron multitud de ideas, se registraron patentes, se hicieron inventos para cambiar los desarrollos... la técnica del cambio de desarrollo se inventó en Saint-Étienne, en 1911. La edad de oro de las bicicletas, son los años 20. Pero, en los años 70, debido a los cambios económicos, la deslocalización y la creciente competencia de algunas fábricas extranjeras... Saint-Étienne no pudo seguir el ritmo", añade Joëlle Virissel.

©
Euronews©

Una empresa emergente local honra y revive la historia industrial, lanzando una bicicleta de reparto, diseñada para familias con niños, que tiene una alta demanda.

¿Cuáles son las razones del actual renacimiento de las bicicletas 'hechas en Europa'?, pregunta el periodista a los responsables de la compañía.

"Trabajamos, únicamente, con personal local, con lo que ganamos en agilidad y flexibilidad. Si hay que realizar modificaciones, es más fácil hacerlo con la gente de la zona, en lugar de intercambiar planos por correo electrónico, y luego, tener que viajar a China para fabricar los productos", responde Patrice Faivre-Duboz, cofundador de Easy Design Technology.

"Para nosotros, el objetivo principal es proponer una bicicleta fabricada en Francia, con un precio de mercado acorde con el de nuestros competidores. Se trata de una bicicleta que ha sido producida localmente, no ha cruzado los océanos, ni ha viajado, unos 15 000 kilómetros, en un buque mercante", añade Thibaud Vignali, director comercial de Easy Design Technology.

El aumento de los precios de transporte, la preocupación por el clima y los cambios en los patrones de consumo, además de una mercadotecnia inteligente y un sólido saber hacer industrial dieron lugar a algo nuevo, también en otros países de la UE. Personas muy experimentadas como el soldador Hani Mohamed Cherif forman parte de esta historia de éxito ‘hecha en Europa’.

©
Euronews©

"Para quienes no conocen esta técnica, es muy difícil soldar el aluminio. Hacerlo bien es todo un arte: hay que actuar con mucha rapidez y es muy proceso muy intenso", declara el soldador, Hani Mohamed Cherif.

Preguntamos a los directores de la joven empresa si se trata de un auge provocado, exclusivamente, por las exigencias de un mercado en crecimiento, o si ayudaron, en cierto modo, los aranceles de la UE.

"Las tasas han favorecido nuestra elección a la hora de centrarnos en la producción a nivel local y en los países cercanos", declara Aurélien Bonnet, director técnico de Easy Design Technology.

"En Francia y en Europa tenemos la posibilidad de estar protegidos por esos famosos aranceles contra la competencia desleal que permiten limitar y reducir, la importación de componentes y bicicletas de Asia y, así, blindar la economía francesa y europea de los productos que, a menudo, se fabrican con un coste menor en algunos países asiáticos", asegura Thibaud Vignali, director comercial de Easy Design Technology.

©
Euronews©

Poniendo sus esperanzas laborales en el auge de las bicicletas ‘hechas en Francia’, Mounir firmó su primer contrato a tiempo completo hace unos meses. El joven francés también cree en la política de aranceles de la UE.

"Para mí, es algo bueno. Nos dará la oportunidad de contar con más clientes, de vender más productos, vender más bicicletas, por decirlo de alguna manera, porque habrá menos productos importados", concluye Mounir Sajra, empleado de Easy Design Technology.

El arma de doble filo que suponen los aranceles contra la competencia desleal debe manejarse con cuidado. Así, hay que encontrar, caso por caso, el equilibrio adecuado entre los mecanismos de libre mercado y el proteccionismo.