Última hora
This content is not available in your region

Seis discotecas de Berlín reabren como si no hubiera pandemia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Entrada de la "Wilde Renate", 25.03.2020
Entrada de la "Wilde Renate", 25.03.2020   -   Derechos de autor  Markus Schreiber/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Seis clubes berlineses volverán a abrir sus puertas este fin de semana, tras una pausa de año y medio. Para el fin de semana " Reinicio de la cultura de los clubes", la Administración Cultural del Senado, la Comisión de los Clubes y la Charité se han unido para reabrir en el marco de un proyecto piloto único.

En la medida de lo posible, todo debe ser igual que de costumbre, es decir: pistas de baile llenas, sin mascarillas, sin distancia. La única diferencia: los huéspedes tienen que someterse a una prueba de PCR antes y unos días después de su visita. Según la Comisión del Club, 20 establecimientos se presentaron al proyecto y seis fueron seleccionados. En la selección se tuvieron en cuenta los sistemas de ventilación, las zonas de la ciudad y el género musical: los lugares debían ser lo más diversos posible.

Las entradas se vendieron como churros: como primer club participante, el SO36 de Kreuzberg inició la venta online el pasado martes, y en muy poco tiempo se agotaron las 300 entradas. Luego siguió el Festsaal Kreuzberg, donde también se agotaron las entradas limitadas en tiempo récord. Otros clubes participantes son Crack Bellmer, Salon Zur Wilden Renate, Kitkat-Club y Metropol. Los asistentes a la fiesta también pueden desplazarse de un lugar a otro, siempre que la capacidad de espacio de cada club lo permita.

Primero la prueba, luego la fiesta

Los afortunados que consigan una entrada tendrán que someterse a una prueba en uno de los tres puestos de prueba especialmente instalados antes de la fiesta. No importa si alguien está vacunado, no vacunado o se está recuperando. Las personas con síntomas o los viajeros que regresan de zonas de alta incidencia, para las que se aplica una cuarentena, no pueden personarse, según los organizadores.

Los hisopos recogidos se envían al laboratorio cada dos horas. Los resultados se obtienen al cabo de unas tres horas y, si son negativos, la gente puede irse. Reciben una pulsera no extraíble con un código de entrada personalizado, que les permite festejar todo el fin de semana hasta el domingo a mediodía. Además, los organizadores les pedirán su documento de identidad.

Sin embargo, si la prueba de PCR resulta positiva, se ordenará una cuarentena y se devolverá el precio de la entrada.

¿Y cómo se realizará la prueba "después"?

Una semana después, el 13 de agosto, los participantes tendrán que realizar otra prueba de PCR en uno de los tres puestos de prueba. Como incentivo, se les devolverá 10 euros del precio de la entrada de 25 euros. Además, la Charité enviará un cuestionario en línea. Esto se debe a que científicos de la Charité acompañan el proyecto.

La idea que subyace es cómo los clubes y discotecas pueden seguir abriendo en condiciones de pandemia. Así, si nadie se infecta durante el fin de semana de la fiesta, el concepto podría utilizarse para eventos similares en el futuro. Y eso también interesa a la Comisión del Club.

"Necesitamos urgentemente un plan y una solución sobre cómo volver a la vida cultural del sector desde nuestro parón de un año y medio", dijo a RBB la presidenta de la junta directiva, Pamela Schobeß.

Fuentes adicionales • Juan Carlos de Santos (versión en español)