Última hora
This content is not available in your region

Lluvias torrenciales e inundaciones en muchos puntos de España

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Coches arrastrados hasta el mar en la localidad costera de Alcanar, en el noreste de España
Coches arrastrados hasta el mar en la localidad costera de Alcanar, en el noreste de España   -   Derechos de autor  Joan Mateu Parra/Joan Mateu Parra
Tamaño de texto Aa Aa

Lluvias torrenciales e inundaciones en muchos puntos de España. Aunque no ha habido víctimas mortales, los daños materiales han sido cuantiosos especialemente en el centro y el noreste del país.

Las localidades de Alcanar y Sant Carles de la Rápita, en Tarragona, llegaron a registrar una caída de 232 litros por metro cuadrado. La tromba de agua inundó casas, carreteras y vías ferroviarias llegando a arrastrando vehículos. Los bomberos aseguraron haber recibido cerca de 394 avisos por las inundaciones, aunque no hubo heridos graves.

También en el centro de la península se produjeron inundaciones. En la localidad de Guadamur, en Toledo, las lluvias han causado importantes daños... "Ha sido un rato malísimo, se pasa mal, no sabíamos qué hacer. Nos hemos subido encima de las mesas, hemos llamado a emergencias, emergencias colapsada", explica la propietaria de un bar en la localidad mientras muestra a las cámaras el destrozo ocasionado en el interior.

Docenas de coches quedaron retenidos en la salida hacia Cuenca de la carretera N400, en Toledo. El temporal continuará este jueves y se debe a un fenómeno atmosférico denominado DANA depresión aislada en niveles altos de la atmósfera, es resultado del choque de una masa de aire frío en capas elevadas con aire caliente de la superficie, junto a una alta humedad.

Los expertos consideran que el cambio climático aumenta la frecuencia y la fuerza de estos fenómenos.

Precisamente este miércoles la Organización Meteorológica Mundial publicó un extenso informe en el que se analizan los cambios en los fenómenos meteorológicos extremos en los últimos años. La organización concluye que hay cada vez más eventos extremos de este tipo, pero gracias a las mejoras de los sistemas de predicción meteorológica y las alertas, hay cada vez menos víctimas mortales.