Última hora
This content is not available in your region

AMLO | "No podemos solo estar deteniendo (migrantes), hay que atender las causas"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Un migrante haitiano suplica a las fuerzas mexicanas que no le detengan mientras sostiene una bandera de su país
Un migrante haitiano suplica a las fuerzas mexicanas que no le detengan mientras sostiene una bandera de su país   -   Derechos de autor  Marco Ugarte/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Las detenciones de migrantes siguen marcando la actualidad en el sur de México, desde donde llegan imágenes cargadas de dramatismo que han puesto en guardia a varias agencias de Naciones Unidas. Un grupo compuesto por unas 200 personas de origen haitiano y centroamericano, principalmente, fue interceptado el jueves en Chiapas tras emprender una caminata hacia Estados Unidos. Partieron de Tapachula, una ciudad fronteriza con Guatemala que está completamente desbordada por la presencia de más de 125 000 migrantes. Muchos duermen en las calles.

La gran mayoría llevan meses esperando un permiso de tránsito de las autoridades mexicanas que no termina de llegar. México ha desplegado 14 000 efectivos de la Guardia Nacional en la zona para cortar el flujo de migrantes. Este es el cuarto grupo que han disuelto en menos de una semana.

Incómodo con la situación, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se empieza a impacientar con su vecino del Norte:

"Seguimos insistiendo con el gobierno de Estados Unidos, y yo espero que esto ya se atienda lo más pronto posible, para que se actúe y se les de opciones a los, que por necesidad, tienen que abandonar sus pueblos", afirmó AMLO. Más tarde añadió que va a enviar una carta a Joe Biden porque "no podemos solo estar deteniendo, reteniendo, hay que atender las causas".

La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca disparó el flujo de migrantes hacia Estados Unidos. El pasado mes de julio las fuerzas del orden estadounidenses interceptaron a más de 200 000 en la frontera con México, el mayor número de detenciones de los últimos 20 años.