This content is not available in your region

Objetivo: rescatar con drones a los perros cercados por la lava en La Palma

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Uno de los perros atrapados por la lava en la isla de La Palma
Uno de los perros atrapados por la lava en la isla de La Palma   -   Derechos de autor  Cabildo de La Palma vía AP

Objetivo: rescatar a los perros atrapados por la lava del volcán de Cumbre Vieja, en la isla española de La Palma. Los animales van a ser recuperados por vía aérea, utilizando drones específicamente diseñados para llevar a cabo esta hazaña pionera en España.

Las autoridades han dado el visto bueno para la operación después una prueba exitosa realizada con uno de estos aparatos de la empresa gallega Aerocámaras. El dron consiguió recorrer 1200 metros con una carga de más de quince kilos sin gastar su batería.

Al menos seis perros permanecen atrapados en la lava desde que el pasado 19 de septiembre comenzó la erupción del volcán. Cuatro de ellos, podencos, están en un estanque al oeste del barrio Paraíso. El resto, en Todoque.

Prevén sacarlos uno a uno. Primero los atraerán con comida y agua, para después extraerlos sobre las coladas. Es la única opción, después de descartar el rescate con helicóptero, demasiado peligroso, o por tierra, inviable porque los animales están cercados por la lava y la ceniza.

La Unidad Militar de Emergencia ha publicado una imagen elocuente, en ella se ve a un soldado tratando de reanimar, con un boca a boca y un masaje cardíaco, a un gato encontrado en la zona de la erupción.

Seísmo récord y confinamientos ante la llegada de la lava al mar

Mientras tanto, el volcán sigue vomitando lava en grandes cantidades. Los vecinos de varias poblaciones de la costa, entre ellas Tazacorte, se resignan al confinamiento, ante la inminente llegada al mar de otra colada, con el riesgo de que se produzcan gases tóxicos y explosiones. La lengua ardiente también amenaza una gasolinera, vacía de combustible.

A eso se suman los seísmos continuos, cerca de 600 en la última semana. En la noche del martes al miércoles, La Palma registró un terremoto récord, de magnitud 4,8. La lava ya se ha llevado por delante cerca de 2000 edificaciones, 700 de ellas viviendas. Hay alrededor de 7000 evacuados.