This content is not available in your region

EEUU y UE acuerdan resolver disputa por tarifas de acero y aluminio de tiempos de Trump: fuentes

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EEUU y UE acuerdan resolver disputa por tarifas de acero y aluminio de tiempos de Trump: fuentes
EEUU y UE acuerdan resolver disputa por tarifas de acero y aluminio de tiempos de Trump: fuentes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por David Lawder y Andrea Shalal

WASHINGTON/ROMA, 30 oct – Se espera que Estados Unidos y la Unión Europea anuncien este fin de semana un acuerdo para resolver su larga disputa comercial sobre los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio, lo que aliviará el comercio transatlántico, dijeron cinco personas conocedoras del proceso.

Dos de las fuentes dijeron que el acuerdo, cuyos detalles aún se están ultimando, permitirá a los países de la UE exportar libres de aranceles unos 3,3 millones de toneladas anuales de acero a Estados Unidos bajo un sistema de cuotas arancelarias.

“Se ha llegado a un acuerdo sobre el acero y se anunciará pronto”, dijo una fuente conocedora del asunto que pidió mantenerse en el anonimato.

Ahora habrá mayores volúmenes de importación de acero sujetos a aranceles, pero se otorgará un estatus adicional libre de gravámenes a ciertos productos del acero que habían obtenido exenciones durante el año pasado, indicaron las fuentes.

Incluyendo las exclusiones de productos específicos, el volumen total de las acereras de la UE permitidas sin tarifas sería de unos 4,3 millones de toneladas el próximo año, dijo una de las fuentes. Europa exportó 5 millones de toneladas de acero a Estados Unidos antes de que el expresidente Donald Trump agregara aranceles en 2018.

El acuerdo será sellado antes de la fecha límite de fines de noviembre en la que aumentarán los aranceles de represalia de Europa sobre productos estadounidenses como las motocicletas y el whiskey.

Técnicamente, el acuerdo deja intactos los aranceles globales sobre metales de la “Sección 232″ de Estados Unidos, que impusieron gravámenes del 25% al acero y del 10% al aluminio por motivos de seguridad nacional, pero en la práctica exime a una parte sustancial de las exportaciones de acero de Europa.

Estados Unidos permite las importaciones de acero con aranceles provenientes de los socios comerciales de América del Norte, México y Canadá, con un mecanismo que permite la reimposición de aranceles en caso de un “aumento” inesperado en los volúmenes de importación.