This content is not available in your region

Ejecutivo de Moderna dice que la empresa podría tener listo refuerzo para ómicron en marzo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ejecutivo de Moderna dice que la empresa podría tener listo refuerzo para ómicron en marzo
Ejecutivo de Moderna dice que la empresa podría tener listo refuerzo para ómicron en marzo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Michael Erman y Julie Steenhuysen

NUEVAYORK, 1 dic – Moderna Inc. podría tener una vacuna de refuerzo contra el COVID-19 dirigida a la variante ómicron probada y lista para solicitar autorización en Estados Unidos en marzo, dijo el presidente de la compañía el miércoles.

El presidente de Moderna, Stephen Hoge, afirmó que cree que las vacunas de refuerzo que llevan genes dirigidos específicamente a las mutaciones de la variante ómicron recientemente descubierta serían la forma más rápida de abordar cualquier reducción prevista en la eficacia de la vacuna.

“Ya hemos iniciado ese programa”, dijo a Reuters.

La empresa también está trabajando en una vacuna multivalente que incluiría hasta cuatro variantes diferentes del coronavirus, incluida ómicron. Eso podría llevar varios meses más, dijo.

Estados Unidos identificó su primer caso de COVID-19 causado por la variante ómicron en California, según informaron el miércoles los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. [L1N2SM2IS]

Ómicron, denominada “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud, se está estudiando para ver si es más contagiosa o causa una enfermedad más grave que otras variantes, y si puede eludir la protección de las vacunas actuales.

Teniendo en cuenta las orientaciones previas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, que ha exigido la realización de pruebas clínicas en la fase intermedia, Hoge dijo que el proceso podría durar tres o cuatro meses.

“Los refuerzos específicos de ómicron, siendo realistas, no se producirán antes de marzo y tal vez más en el segundo trimestre”, afirmó Hoge, a menos que la FDA cambie sus orientaciones sobre los datos necesarios para la autorización.