This content is not available in your region

El precio de la energía provoca despidos en Países Bajos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
El precio de la energía provoca despidos en Países Bajos
Derechos de autor  AP Photo

En la crisis del precio de la energía en Europa influyen varios factores. Entre los principales, las crecientes tensiones entre Rusia y Ucrania, las limitaciones de la oferta y el aumento de la demanda.

En los Países Bajos, las industrias que consumen mucha energía los están pasando mal. Desde principios de octubre una fábrica de aluminio no produce ningún metal nuevo, lo que pone en peligro los puestos de trabajo, como explica un empleado:  "El ambiente es un poco deprimente en este momento, porque 120 de los compañeros serán despedidos. Y en realidad, todavía tenemos la esperanza aquí en la planta de que podamos seguir trabajando".

Los costes de la electricidad suelen representar hasta el 40% del total de producción del aluminio. Los analistas afirman que los precios del gas son la causa principal del incremento de lo que hay que pagar por la energía en Europa, mientras que el coste de los permisos en el mercado europeo del carbono ha contribuido a una quinta parte del aumento.

"Primero los precios fueron muy altos. En octubre por la recuperación de la economía y el levantamiento de los cierres y el aumento de la demanda de gas. Pero ahora vemos que se debe sobre todo a las tensiones geopolíticas con Rusia, porque la mayor parte del gas que recibimos en Europa viene de Rusia", explica Machiel Mulder, profesor de mercados energéticos.

La industria neerlandesa se ha visto especialmente perjudicada, ya que, a diferencia de Alemania y Francia, no tienen ningún programa para compensar a las industrias que consumen mucha energía por los costes derivados del aumento de los precios europeos del CO2