This content is not available in your region

Taiwán vuelve a lanzar una advertencia a aviones chinos en su zona de defensa aérea

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Taiwán vuelve a lanzar una advertencia a aviones chinos en su zona de defensa aérea
Taiwán vuelve a lanzar una advertencia a aviones chinos en su zona de defensa aérea   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

TAIPÉI, 14 mar – La Fuerza Aérea de Taiwán volvió a lanzar una advertencia el lunes para alejar a 13 aviones chinos que entraron en su zona de defensa aérea, según el Ministerio de Defensa de Taiwán, en el último recrudecimiento de las tensiones en el Estrecho de Taiwán.

Taiwán, que China reclama como territorio propio, se ha quejado de que las fuerzas aéreas chinas han realizado misiones de este tipo con regularidad en los últimos dos años, aunque los aviones no se acercan a Taiwán.

Taiwán se encuentra actualmente en un estado de alerta máxima debido al temor de que China pueda utilizar la invasión rusa de Ucrania para efectuar un movimiento militar similar en la isla, aunque el Gobierno de Taipéi no ha informado de ningún movimiento inusual por parte de China.

El número de aeronaves involucradas estuvo muy lejos de la última incursión a gran escala, 39 aviones chinos el 23 de enero, y desde entonces, estos sobrevuelos han sido esporádicos y con muchas menos aeronaves.

El ministerio dijo que en la última misión participaron siete cazas chinos J-10 y cinco J-16, así como un avión de guerra electrónica Y-8, que sobrevolaron una zona al noreste de las islas Pratas, controladas por Taiwán, en el extremo superior del Mar de China Meridional.

Se enviaron cazas taiwaneses para advertir a los aviones chinos y se desplegaron misiles de defensa aérea para “vigilar las actividades”, dijo el Ministerio, utilizando la redacción estándar para describir la respuesta de Taiwán.

El incidente se produjo el mismo día en que Taiwán dejó en tierra su flota de cazas Mirage 2000 después de que uno se estrellara en una misión de entrenamiento, aunque sus otros aviones, incluidos los F-16, siguen activos.

China nunca ha renunciado al uso de la fuerza para someter a Taiwán a su control, y el estrecho de Taiwán sigue siendo un punto de interés militar potencialmente peligroso.