This content is not available in your region

España en jaque por el paro de transportistas | Peligro de desabastecimiento y fábricas paradas

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Camioneros en huelga en España
Camioneros en huelga en España   -   Derechos de autor  RTVE

Los camioneros tienen en jaque a España. La huelga de transportistas, en protesta por los altos precios del combustible, se ha convertido en un "conflicto de Estado", según las principales organizaciones del sector alimentario, que alertan de que existe un claro riesgo de desabastecimiento.

En los supermercados empiezan a escasear productos y numerosas empresas han tenido que interrumpir la producción o incluso cerrar sus fábricas. Este miércoles se cumplieron diez días de paro, el más largo de la historia, marcados por bloqueos de carreteras y protestas centradas en puertos y zonas industriales y comerciales.

"Esto como, no se arregle, al final el ciudadano va a tener un grave problema, porque no va a tener ni para comer", advierte un camionero. 

El Gobierno se niega a negociar con la plataforma convocante del paro indefinido.

El Gobierno español ha propuesto ayudas por valor de 500 millones de euros y sugerido la posibilidad de limitar la subida de los carburantes, pero se niega a sentarse a negociar con la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, convocante de la huelga, al considerar que su representación es minoritaria en el sector y que actúa movida por fines políticos.

"Ahora mismo, al precio al que está el combustible, arrancar el camión es arruinarte. A 1,839 (euros) que está el gasoil ahí, en ese poste, es horrible. Arrancar un camión es perder dinero", dice una transportista. 

El paro cuesta 130 millones de euros diarios a los supermercados

El paro está costando a los supermercados 130 millones de euros diarios, según representantes del sector, que denuncian que cada vez hay más problemas de producción y abastecimiento de alimentos y otros artículos, a lo que se une que buena parte de la flota pesquera permanece amarrada a puerto, también por el precio del combustible. 

Desde hace días en los comercios faltan productos como la leche y otros alimentos elaborados con cereales. Empresas como Calvo, Azucarera o Cuétara han cerrado temporalmente sus plantas.

Otro ejemplo es Danone, que ha advertido que si no se recupera la normalidad rápidamente, interrumpirá la recogida de leche y el trabajo en sus cuatro plantas de productos lácteos y las tres de agua mineral natural. 

Las grandes empresas cerveceras (Heineken, Mahou San Miguel...), el sector automovilístico y la construcción también advierten que la situación se están volviendo insostenible.

Y el malestar por los altos precios de lso combustibles se extiende. El próximo domingo, taxistas, autobuses de transporte no regular, conductores de vehículos de alquiler y ambulancias han convocado una manifestación en Madrid para protestar por el elevado precio de los combustibles.