This content is not available in your region

Más de 3000 migrantes murieron en el mar tratando de llegar a Europa en 2021, según ACNUR

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con AFP
Más de 3000 personas muertas en el mar tratando de llegar a Europa en 2021
Más de 3000 personas muertas en el mar tratando de llegar a Europa en 2021   -   Derechos de autor  AP Photo/Santi Palacios

Más de 3.000 migrantes murieron o desaparecieron en 2021 mientras intentaban llegar a Europa por mar, según informaba el pasado viernes la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR). El número de muertes exacto, 3.077, es el doble que el registrado en 2020.

En su informe la ONU también instaba a los distintos Gobiernos a desarrollar "alternativas" a las peligrosas rutas marítimas que recorren los solicitantes de asilo en su desesperado intento de llegar a tierras europeas.

"De este total, 1.924 personas fueron reportadas como muertas o desaparecidas en las rutas del Mediterráneo central y occidental", revelaba la portavoz de ACNUR, Shabia Mantoo, que recordaba a su vez que "otras 1.153 murieron o desaparecieron en la ruta marítima del noroeste de África a las Islas Canarias".

Hasta finales de 2020, ACNUR había registrado 1.544 muertes de migrantes en ambas rutas marítimas, mientras que en lo que llevamos de 2022 las autoridades ya han advertido que al menos 478 personas han muerto o desaparecido intentando llegar a Europa.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la pandemia de la COVID-19 y el posterior cierre de las fronteras han repercutido sensiblemente en los flujos migratorios, haciendo que muchos refugiados y migrantes hayan recurrido a los contrabandistas para intentar llegar a Europa.

El viaje por mar desde estados como Senegal o Mauritania hasta las Islas Canarias puede durar hasta 10 días
Shabia Mantoo
Portavoz de ACNUR

Más de 53.000 personas llegaron por mar a Italia el año pasado, por otras cerca de 23.000 a las Islas Canarias, en España. También se produjo un aumento del 61 por ciento de las salidas por mar desde Túnez el año pasado en comparación con 2020, y hasta del 150 por ciento desde Libia.

ACNUR también recuerda que la mayoría de las travesías por mar se realizan en embarcaciones hinchables abarrotadas y en mal estado que tienden inevitablemente a desinflarse o zozobrar. 

"El viaje por mar desde los estados costeros de África Occidental, como Senegal y Mauritania, hasta las Islas Canarias es largo y peligroso y puede durar hasta 10 días", recordaba Mantoo en la rueda de prensa concedida en Ginebra. "Muchas embarcaciones se han desviado o han desaparecido sin dejar rastro en estas aguas".

El Mediterráneo central es la ruta migratoria más mortífera del mundo, con más de 17.000 muertes y desapariciones registradas desde 2014 por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

ACNUR recuerda igualmente que las rutas terrestres también pueden ser muy peligrosas para los migrantes y estima que incluso más personas de las fallecidas en el mar podrían haber muerto cruzando el desierto del Sáhara o víctimas del cautiverio o de los abusos cometidos por los traficantes o contrabandistas.

El viernes, la ONU hacía un nuevo llamamiento para recaudar más de 155 millones de euros con los que ayudar a proteger a los migrantes y refugiados que intentan llegar a Europa.