This content is not available in your region

Los Balcanes pierden la esperanza de avanzar en la adhesión a la UE

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los Balcanes pierden la esperanza de avanzar en la adhesión a la UE
Los Balcanes pierden la esperanza de avanzar en la adhesión a la UE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Ivana Sekularac y Robin Emmott

BELGRADO/BRUSELAS, 22 jun – En Kosovo, que lleva esperando la exención de visado para viajar a la Unión Europea desde 2010, el propietario de un restaurante ha erigido una gran réplica de la famosa Torre Eiffel de Francia para sus comensales.

“La hemos construido como forma de consuelo para la gente que no puede ir a París”, dijo Blerim Bislimi, propietario del restaurante Te Anija (En el Barco), a las afueras de la capital, Pristina.

La broma refleja el pesimismo extendido por los Balcanes sobre las perspectivas de que sus seis miembros Albania, Bosnia, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia lleguen a ingresar en la UE.

La falta de avances en puntos como la exención de visados ha provocado tal sensación de desilusión que los líderes de Albania y Serbia se plantearon brevemente no asistir a la cumbre Balcanes-UE del jueves en Bruselas.

El primer ministro albanés, Edi Rama, y el presidente serbio, Aleksandar Vucic, dijeron el miércoles que finalmente sí asistirán, pero Rama expresó su desánimo en Twitter: “Asistiremos a la reunión del Consejo de la UE. No habrá mucho que escuchar”.

En Serbia, el país más grande de la región, el entusiasmo por la adhesión a la UE ha disminuido tanto que ahora el 44% de su población está en contra y sólo el 35% a favor, y el resto no está seguro, según una encuesta de Ipsos de abril.

Un borrador del comunicado de la cumbre al que tuvo acceso Reuters mostró que los líderes de la UE volverán a dar “un compromiso pleno e inequívoco a la perspectiva de adhesión a la UE de los Balcanes Occidentales”.

Pero la aceleración del progreso de Ucrania hacia el estatus formal de candidato, que se acordará en la cumbre del jueves, sólo ha servido para aumentar su sensación de estar marginados, dicen los países balcánicos, aunque todos, excepto Bosnia y Kosovo, ya son candidatos a la UE.

“Macedonia del Norte y Albania tienen todo el derecho a estar molestos”, dijo Zvezdana Kovac, del Movimiento Europeo de Serbia, una organización sin ánimo de lucro que impulsa la adhesión de Serbia a la UE, en referencia al estancamiento del proceso de negociación.

Bulgaria, miembro de la UE, bloqueó en 2020 el inicio de las conversaciones de adhesión con Macedonia del Norte por una disputa relacionada con la historia y la lengua

El progreso de Albania está formalmente vinculado por la UE al de Macedonia del Norte, que ya tuvo que aceptar resolver un enfrentamiento de décadas con Grecia sobre su nombre para despejar su camino hacia la adhesión a la UE. Macedonia del Norte y Albania tuvieron que esperar antes la luz verde de Francia por su historial en materia de democracia y lucha contra la corrupción.

Los diplomáticos de la UE no esperan un avance en la cumbre.

¿DEMASIADASCONDICIONES?

Conceder a Ucrania el estatus de candidata a la UE sin ningún progreso factible para los Balcanes es también un “mal mensaje” para la región, dijo Kovac.

Desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero, el Canciller alemán, Olaf Scholz, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, han visitado la región, reiterando su apoyo, pero sin tomar medidas concretas.

No se ha avanzado en la superación del veto de Bulgaria ni en un mayor impulso para ayudar a Serbia y Montenegro en sus negociaciones, que requieren reformas políticamente impopulares.

Arton Demhasaj, de la organización de lucha contra la corrupción Cohu (Wake up), con sede en Pristina, dijo: “La Unión Europea no tiene una política clara de ampliación hacia los Balcanes Occidentales”.

“Si los países que aspiran a entrar en la UE sufren retrasos, reorientarán sus políticas y entonces tendremos un aumento de la influencia rusa y china en los Balcanes occidentales”, dijo.

En contraste con el éxito de la campaña de ampliación de la UE hacia el este, que transformó a antiguos países comunistas como Polonia en prósperas democracias de economía de mercado, el planteamiento de la UE ofrece ahora una recompensa demasiado escasa ligada a demasiadas condiciones, afirman los dirigentes de los Balcanes.

Algunos Gobiernos de la UE, sobre todo en Francia, Países Bajos y Dinamarca, temen una reacción política en los Estados miembros por la inmigración procedente de los Balcanes y han tratado de aumentar las reformas.

“Demasiados Gobiernos de la UE creen que podemos seguir planteando a los Balcanes nuevas exigencias y decirles: volved cuando hayáis terminado”, dijo un alto diplomático de la UE que participa en las conversaciones. “Pero no funciona así, en algún momento van a desistir”.