This content is not available in your region

Bulgaria a un paso de tener que celebrar nuevas elecciones ante la imposibilidad de formar Gobierno

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez  con EFE
euronews_icons_loading
El Primer Ministro designado, Asen Vasilev, anuncia su incapacidad de formar Gobierno
El Primer Ministro designado, Asen Vasilev, anuncia su incapacidad de formar Gobierno   -   Derechos de autor  BNT

El partido reformista Continuemos con el Cambio ha anunciado hoy que no ha logrado reunir suficientes apoyos para formar Gobierno y que devolverá el encargo al presidente del país, Rumen Radev, con lo que se consolida el riesgo de que el país tenga que celebrar sus cuartas elecciones en sólo 18 meses.

El primer ministro saliente, el europeísta Kiril Petkov, anunció hoy que en los contactos con las otras formaciones su partido no ha logrado asegurar los 121 escaños que precisaría para recibir el visto bueno del Parlamento.

El ejecutivo de coalición de Petkov quedó en minoría hace dos semanas y perdió luego una moción de censura, sólo seis meses después de constituirse, por el abandono de uno de los socios, el populista Existe tal Pueblo.

Petkov, que ha sido vetado como candidato a primer ministro por el prorruso Partido Socialista, anunció que se devolverá a Radev el encargo de formar Ejecutivo.

El presidente debería trasladar ahora esa misión a la segunda formación del Parlamento, la populista GERB, que ya ha avisado de que ni siquiera intentará formar Gobierno.

El tercer y último intento que prevé la ley caerá en alguno de los otros cinco partidos parlamentarios, ninguno sin peso o capacidad para reunir el consenso suficiente.

Una vez agotadas las opciones, el presidente tendrá que disolver el Parlamento y convocar elecciones para otoño.

"Entramos así en una fase de crisis política. Perdemos un tiempo histórico y recursos del Plan de recuperación (de la covid-19 de la Comisión Europea), dijo Petkov durante una reunión con su homólogo griego, Kiriakos Mitsotakis, en la ciudad de Komotini, donde inauguraron un interconector de gas natural entre ambos países.

Esta instalación, terminada ahora después del impulso dado por Petkov, tras doce años de retrasos, es esencial para reducir la total dependencia búlgara del gas ruso.

Petkov ha sido muy duro con Rusia por su invasión de Ucrania e impulsó el envío de armas al país agredido, frente a la oposición de sus socios socialistas, herederos del antiguo Partido Comunista.

El Gobierno de Petkov también ordenó recientemente la expulsión de casi dos tercios del personal de la Embajada rusa en Bulgaria, acusados de espionaje, lo que provocó que el Partido Socialista le vetara como candidato a primer ministro.