This content is not available in your region

Se suaviza temporalmente el calor pero los incendios siguen arrasando en Europa

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El presidente francés Emmanuel Macron, abrazado por una compatriota
El presidente francés Emmanuel Macron, abrazado por una compatriota   -   Derechos de autor  Bob Edme/AP

El calor extremo empieza a aflojar en casi toda Europa. Su combinación con incendios devastadores está siendo catastrófica.

En Portugal, el que más preocupa es el de Murça, en el norte. Desde comienzos de julio, unos 1 200 incendios han arrasado 45 000 hectáreas.

El fuego en los alrededores de Atenas

En Grecia, este miércoles se ha declarado otro en la región de Ática, a unos 50 kilómetros al oeste de Atenas. El que empezó el martes en el monte Penteli, a veinte kilómetros de la capital, está remitiendo. Más de treinta personas han sido hospitalizadas por problemas respiratorios y heridas leves.

En Francia, desde hace nueve días dos incendios arrasan el departamento de Gironda, en el sudoeste, al borde del Atlántico.

Pensar en la reconstrucción

Ya han ardido más de 20 000 hectáreas y su avance también se ralentiza. El presidente Emmanuel Macron ha visitado la zona este miércoles.

"Debemos construir el día después, vamos comenzar los trabajos inmediatamente. No es algo fácil. ¿Por qué? Porque primero conocemos los puntos débiles que existían en este bosque respecto a su gestión. Por lo que tenemos que rebautizarlo, hay que resembrar, tenemos que hacerlo volver a crecer pero con reglas diferentes y normas de prevención".

España, el más afectado

El país más afectado es España, donde han ardido 70 000 hectáreas hasta el diez de julio. Y más de 193 000 en lo que va de año, superando el récord de 2012.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha destacado desde Ateca, en la provincia de Zaragoza, el número de fallecidos por el calor.

"En esta ola de calor según los registros, los datos, han sido más de 500 personas las que han fallecido como consecuencia de las temperaturas tan altas. Además de todo lo que estamos viviendo en términos de devastación por los incendios. Por eso, ante los días tan difíciles y duros que tenemos por delante con esta ola de calor lo que sí que pido a los ciudadanos es que extrememos la precaución".

A pesar de la bajada generalizada de temperaturas, Berlín y el centro y norte de Italia han vivido este miércoles picos de cuarenta grados.

En París se mantiene activo el plan canícula, con parques abiertos hasta la medianoche, salas refrigeradas y reparto de agua y comida para personas sin hogar.