This content is not available in your region

La CIA es demandada por supuesto espionaje a abogados y periodistas que se reunieron con Assange

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La CIA es demandada por supuesto espionaje a abogados y periodistas que se reunieron con Assange
La CIA es demandada por supuesto espionaje a abogados y periodistas que se reunieron con Assange   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Kanishka Singh

WASHINGTON, 15 ago – Un grupo de periodistas y abogados demandó a la CIA y a su ex director Mike Pompeo por cargos de que la agencia de inteligencia los espió cuando visitaron al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, durante su estancia en la embajada de Ecuador en Londres.

La demanda dice que la CIA, bajo el mando de Pompeo, violó el derecho a la intimidad de esos periodistas y abogados estadounidenses al supuestamente espiarlos.

“La Constitución de Estados Unidos protege a los ciudadanos estadounidenses de las extralimitaciones del Gobierno, pese a que las actividades tienen lugar en una embajada extranjera en un país extranjero”, dijo Richard Roth, abogado que representa a los demandantes.

La CIA, que declinó hacer comentarios sobre la demanda, tiene prohibido recopilar información de inteligencia sobre ciudadanos estadounidenses, aunque varios parlamentarios han alegado que la agencia mantiene un depósito secreto de datos de comunicaciones.

Assange ha recurrido a la corte suprema de Londres para bloquear su extradición a Estados Unidos para enfrentar cargos penales en una batalla legal que se ha prolongado durante más de una década.

Según la demanda, los periodistas y abogados tuvieron que entregar sus dispositivos electrónicos a Undercover Global S.L., una empresa de seguridad privada que en su momento proporcionó seguridad a la embajada, antes de sus visitas a Assange. La demanda alega que la empresa copió esa información y la proporcionó a la CIA, que entonces dirigía Pompeo.

Assange pasó siete años en la embajada antes de ser encarcelado en 2019.

Assange es buscado por las autoridades estadounidenses por 18 cargos, incluido un cargo de espionaje relacionado con la publicación de WikiLeaks de registros militares y cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos.

Sus partidarios dicen que es un héroe antisistema que ha sido víctima por haber sacado a la luz las irregularidades cometidas por Estados Unidos en los conflictos de Afganistán e Irak.